top of page

Agobian al mundo crisis climática, desigualdad y falta de financiamiento para el desarrollo: ONU


Vista nocturna de las banderas en la sede de la ONU en Ginebra. / ONU/Jean-Marc Ferre

La crisis climática, el aumento de la desigualdad, la falta de financiamiento al desarrollo y las crecientes amenazas a la democracia y la estabilidad fueron identificadas como los problemas más acuciantes de la humanidad, por la Junta Asesora de Alto Nivel sobre Multilateralismo Efectivo, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La Junta presentó un informe en el que esboza un plan para fortalecer el sistema multilateral y posicionarlo mejor frente a los desafíos actuales y futuros, que busca cambios en la inclusión, la rendición de cuentas, el equilibrio con la naturaleza y el financiamiento adecuado para estos propósitos, para abordar los retos del mundo de hoy y reforzar la arquitectura para la paz y el desarrollo sostenible. La Junta, un equipo establecido por António Guterres, secretario general de la ONU en marzo de 2022 para elaborar recomendaciones concretas orientadas a reforzar el sistema multilateral, identifica la crisis climática, el aumento de la desigualdad, la falta de financiamiento al desarrollo y las crecientes amenazas a la democracia y la estabilidad como los problemas más acuciantes de la humanidad. Para encararlos, llamó a fortalecer la arquitectura mundial para la paz, la seguridad y finanzas, e instó a ofrecer transiciones justas para el clima y la digitalización, así como garantizar más equidad en la toma de decisiones a nivel mundial.

La igualdad de género es fundamental Además, argumentó que la igualdad de género debe estar en el centro de la arquitectura multilateral y abogó por garantizar que el sistema multilateral sea más interconectado, inclusivo y eficaz. En su informe, la Junta emitió seis recomendaciones para mejorar la situación de las personas y del planeta:

  • Reconstruir la confianza en el multilateralismo a través de la inclusión y la rendición de cuentas;

  • Recuperar el equilibrio con la naturaleza y proporcionar energía limpia para todos;

  • Garantizar un financiamiento suficiente y sostenible para todos;

  • Apoyar una transición digital justa que libere el valor de los datos y proteja contra daños digitales;

  • Instrumentar sistemas de seguridad colectiva efectivos y equitativos; y,

  • Mejorar la gestión de riesgos transnacionales actuales y emergentes

Las recomendaciones se trazaron luego de una serie de consultas públicas y discusiones con los Estados miembros, la sociedad civil, la academia, la juventud, el sector privado y entidades del sistema de la ONU.

Evitar la catástrofe La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, quien copreside la Junta, afirmó que seguir estas recomendaciones ayudaría a las generaciones de hoy y futuras a evitar las consecuencias catastróficas que implicaría mantener los modelos actuales y a construir un mundo más sostenible, justo y pacífico para la gente y para el planeta. Según la Junta, el multilateralismo debe funcionar mejor y a un ritmo más acelerado, por lo que el nuevo plan podría ayudar. Asimismo, las recomendaciones apoyarían la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo de París. El primer ministro de Suecia y copresidente de la Junta, Stefan Löfven, consideró que las tensiones geopolíticas “no deben ser un obstáculo para abordar los múltiples y crecientes desafíos a nuestra seguridad colectiva”. En su opinión, hace falta más transparencia y confianza en las relaciones internacionales. “El informe pide un esfuerzo renovado para reformar el Consejo de Seguridad de la ONU, fortalecer la arquitectura de construcción de la paz y para aumentar las relaciones entre la ONU y las organizaciones regionales”.

Comentarios


bottom of page