top of page

Agravará la reforma eléctrica la crisis climática, advierten jóvenes



+ La juventud demanda mayor pluralidad en el análisis de la reforma eléctrica, pues en más de 20 foros del Parlamento Abierto realizado

en la Cámara de Diputados, 78% de los 110 ponentes han sido

hombres, y 55% de ellos tienen entre 40 y 70 años de edad


Las juventudes mexicanas participaron por segunda ocasión en el Parlamento Abierto que analiza la Reforma Eléctrica en la Cámara de Diputados, con la intervención de la activista, investigadora y comunicadora climática Alice Landín, quien hizo un llamado a los grupos parlamentarios para considerar a la juventud y a las mujeres en el análisis de la iniciativa de reforma constitucional.

En el Foro 23 “Democracia y pluralidad política en el debate de la reforma eléctrica”, la joven de 23 años expresó la necesidad de un diálogo plural e inclusivo, ya que de los 110 ponentes que han manifestado sus posicionamientos en las mesas de análisis del Parlamento Abierto, 78 por ciento han sido hombres y 55 por ciento de ellos de entre 40 y 70 años de edad. La mayoría ha estado a favor de los términos actuales de la iniciativa de reforma eléctrica.

La también integrante de Nuestro Futuro, organización de jóvenes que impulsa acciones para enfrentar el cambio climático, consideró que esta falta de pluralidad pone en evidencia la visión limitada con la que se planteó la reforma constitucional al sector eléctrico y es muestra flagrante de una falla sistémica en el acceso a la información y a la educación climática en el país.

“Esta insuficiencia en el acceso a la información y educación en materia climática se ve representada en la percepción de los ciudadanos de la falta de claridad sobre el contenido y las consecuencias de la reforma, de una manera despolitizada, clara, objetiva y sin prejuicios”, afirmó Alice Landín, ingeniera en Desarrollo Sustentable y originaria de Monterrey, Nuevo León.

Durante su ponencia, indicó que la ciudadanía está malinformada sobre la reforma eléctrica debido a la complejidad de la materia, pero también a la falta de transparencia.

Landín consideró que, para analizar la propuesta de reforma, los legisladores deben partir de la conciencia de que se vive una situación de emergencia climática, y que esta crisis, derivada de un aumento de temperatura en el planeta por la quema de combustibles fósiles, tendrá un costo de 6.9 por ciento del PIB para 2050 y de 18.3 por ciento del PIB para 2100, de acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Finalmente, indicó que la iniciativa de reforma eléctrica no considera los efectos que la quema de combustibles fósiles tiene ya en la salud de las personas y señaló que, según datos de la plataforma científica Science Direct, una de cada cinco muertes prematuras en el mundo es ocasionada por la quema de combustibles fósiles para la generación de energía.

En México, por ejemplo, la termoeléctrica de Tula, Hidalgo, es la fuente fija de emisiones más grande de todo el Valle de México, y causante de enfermedades y muertes prematuras.

“Las generaciones presentes no pueden negarle el futuro a las generaciones que siguen. Por eso, me gustaría pedirles un compromiso a los diputados: desechar en todos sus términos esta reforma y trabajar en cómo acelerar la transición energética para que sea justa, creíble, permanente e incluyente. La transición energética incluyente no solo es favorable, es urgente. Nuestro futuro depende de ella”, concluyó Alice Landín.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page