top of page

Ante las ondas de calor ¿cómo podemos enfriarnos?


Por Carol Perelman

@carol_perelman


El cuerpo humano está diseñado para vivir plácidamente a 26 grados Celsius (°C); somos seres “tropicales”, por lo que vivir con olas de calor obliga a entender la ciencia detrás de la regulación de nuestra temperatura. Ya sabes que las olas u ondas de calor hacen que tu temperatura suba, pero ¿sabes cómo enfriarte? ¡Te sorprenderán estos tips!

Expliquemos primero que, en climas extremos, el cuerpo humano se termorregula con mecanismos para adaptarse (homeostasis) y para mantenerse vivo.

La temperatura corporal que permite un adecuado funcionamiento de las células es alrededor de 37°C, siendo 36-40 un rango seguro que depende del ciclo circadiano, la actividad física, la ropa que usamos, las condiciones fisiológicas y la temperatura ambiental. Pero si los mecanismos de regulación corporal no logran mantener el rango seguro de entre 36 a 40°C llegamos a la hipertermia (contraria a la hipotermia de los climas extremos fríos), etapa donde se presentarían signos de fatiga por calor, golpe de calor e incluso la muerte.

El cambio climático provoca olas de calor más intensas y más frecuentes, que pueden estresar los mecanismos de termorregulación y llegar a rangos no seguros de temperatura corporal. Por ello es importante hidratarse, estar en la sombra y conocer más ideas para ayudarnos.

Ante ello, exploremos cuatro acciones para, en calores extremos, que duran mucho tiempo, ayudar a nuestro cuerpo a enfriarse. Procura: + Promover sudoración.

+ Maximizar la diferencia de temperaturas y permitir la disipación del calor de nuestro cuerpo al ambiente.

Mito 1️ Echarte agua fría o poner tu cara frente al ventilador te hará sentir más fresco y cómodo, pero para realmente bajar tu temperatura corporal es mejor meter las manos unos minutos en agua fría, que no se sentirá tan agradable pero bajará tu temperatura, porque cuando hace calor y sube tu temperatura, el cuerpo envía sangre a tus extremidades en busca de expulsar calor a través de ellas por medio de la sudoración. Las manos tienen gran superficie por masa -piel-, por lo que enfriarlas realmente ayuda a bajar rápido tu temperatura corporal.


Mito 2️

Cuando en el ambiente hace tanto calor, se antoja un baño de agua helada, pero lo que realmente ayudaría a bajar tu temperatura más rápido es un baño de agua tibia. Veamos por qué: El agua fría en todo el cuerpo hace que los vasos sanguíneos se contraigan y llegue menos sangre a los capilares, lo cual hace lento el intercambio de calor. Sin embargo, un baño de agua tibia mantiene la circulación de la sangre, a la vez que baja la temperatura corporal.


A estas alturas, tal vez piensas que esto contradice el punto número 1, pero no es así. En el punto 1 dijimos que introducir las manos en agua fría ayuda por ser una sola zona, pero en el punto 2, al ser el cuerpo completo, es más rápido enfriarlo en agua tibia (que no fría).

“El secreto es maximizar la diferencia entre la temperatura del agua y la ambiental, permitiendo una buena circulación de la sangre para disipar lentamente el calor y permitir la sudoración…”, explica el Prof. Mike Tipton, experto en fisiología corporal en climas extremos.

Mito 3️

Algunos dicen que lo mejor durante una ola de calor es tomar agua, y que es mejor si está helada, pero lo ideal para disminuir tu temperatura corporal es beber líquidos calientes (evitando los que contengan cafeína, que aumenta el metabolismo y puede deshidratarte).


Mito 4️ Colocarse un ventilador cerca de la cara se percibe como reparador, pero es mejor aventar aire frío en todo el cuerpo, ya que no sólo quita aire caliente, sino que permite la evaporación y, por ende, que haya mayor sudoración. Cuando la temperatura ambiente es mayor a 35°C, la mejor forma de enfriarse es a través de la sudoración, que enfría la superficie de nuestra piel, por lo que debemos promoverla. Mantente informado, sano y seguro. Si esta información te fue de ayuda, ¡compártela!

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page