top of page

Círculo Azul, Campeón de la Tierra por su Visión Empresarial para mantener los mares limpios

Actualizado: 2 nov 2023


En una escena que ha permanecido por generaciones, los pescadores se levantan antes del amanecer para pescar en las aguas costeras de la provincia china de Zhejiang, con la esperanza de obtener abundantes capturas.

Hoy, muchos regresan a la costa con una bodega llena de plástico, tanto como de peces.

Esto se debe a que desde 2019, la iniciativa ambiental Círculo Azul ha pagado a los pescadores de Zhejiang –y a los residentes de las comunidades costeras– para que recojan desechos plásticos como bolsas, botellas y redes de pesca desechadas.

El plan es parte de un esfuerzo ambicioso, respaldado por equipos de última generación y tecnología blockchain para eliminar y gestionar la contaminación plástica a lo largo de partes de los 6 mil 600 kilómetros de costa de la provincia. El impulso también está diseñado para brindar beneficios a las comunidades locales.

Desde su lanzamiento, la iniciativa ha contado con la ayuda de 10 mil 240 barcos y 6 mil 300 pescadores y residentes locales para reciclar casi 2 mil 500 toneladas de plástico.

"Esperamos que el modelo de gestión de desechos marinos de Círculo Azul pueda expandirse más allá de este país y al mundo, impulsando a más personas a actuar para abordar la contaminación marina", afirma Chen Yuan, jefa de la División de Medio Ambiente Ecológico Marino del Departamento de Ecología y Medio Ambiente de la provincia de Zhejiang.

Por su contribución a la lucha contra la contaminación plástica, Blue Circle ha sido nombrado Campeón de la Tierra por la Visión Empresarial 2023, uno de los máximos honores ambientales de las Naciones Unidas.

"La adicción de la humanidad al plástico amenaza la salud del planeta, nuestro bienestar y nuestra prosperidad", iindicó Inger Andersen, directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

“Para garantizar una transición justa y mejorar los medios de vida, debemos adoptar la innovación. Círculo Azul está demostrando lo que es posible cuando la tecnología y la sostenibilidad se unen”.


Círculo Azul moviliza a los pescadores para recolectar y clasificar

la contaminación plástica marina. (PNUMA/Justin Jin)


Soluciones novedosas Desarrollado por el Departamento de Ecología y Medio Ambiente de la provincia de Zhejiang y Zhejiang Lanjing Technology, Círculo Azul dice que es el programa de reciclaje de desechos plásticos marinos más grande de China.

La iniciativa ha desarrollado una plataforma digital que utiliza tecnología blockchain y seguimiento basado en la Internet para trazar el viaje de piezas de plástico individuales.

Las transmisiones en vivo desde barcos, puertos y líneas de producción, junto con mapas interactivos, catalogan la recolección, envío, almacenamiento, reciclaje y remanufactura de plástico. Los compradores pueden acceder a esa información escaneando códigos QR en productos fabricados con plástico certificado del océano.

El uso que hace Círculo Azul de la tecnología blockchain y de la web ofrece una visión apasionante del futuro de la acción medioambiental.

“Hemos creado una plataforma digital que puede servir como modelo para el mundo”, informó Chen Yahong, director general de la División Marine Business de Zhejiang Lanjing Technology, en entrevista con el PNUMA.

Para 2025, Círculo Azul planea hacer público su sistema digital y expandirlo para integrar una variedad de empresas, incluidos el sector pequeño e informal, gobiernos y organizaciones de bienestar público.

El enfoque de la humanidad respecto al plástico de "producir, usar y desechar" está provocando una pesadilla medioambiental. Más del 90 por ciento del plástico que se ha producido alguna vez se entierra, se quema o se ha filtrado al medio ambiente, generalmente después de un solo uso. Las emisiones vinculadas a este enfoque miope podrían representar casi una quinta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero según los objetivos más ambiciosos del Acuerdo de París para 2040.


Círculo Azul usa tecnología blockchain para certificar los productos que fabrica

a partir de plástico recogido del océano. (PNUMA/Justin Jin);


Beneficio para las comunidades pesqueras Junto con el cultivo de té y la seda, la pesca es un pilar de la economía rural de Zhejiang. Pero ya no es la industria que solía ser debido al envejecimiento demográfico de las zonas costeras.

Para ayudar a las comunidades de bajos ingresos, Blue Circle ofrece una variedad de incentivos y beneficios financieros. Paga a sus “limpiadores de océanos” 0.2 yuanes chinos (3¢ de dólar) por cada botella de plástico recolectada, aproximadamente siete veces más que el precio del mercado.

Los miembros de Círculo Azul pueden acceder a un seguro básico de seguridad social y a préstamos a bajo interés de bancos y cooperativas de crédito rurales a través de una plataforma digital. Hasta ahora, se han concedido préstamos por valor de hasta 130 millones de yuanes (18 millones de dólares estadounidenses) en el marco del plan.

La iniciativa también ha establecido un “fondo de prosperidad” financiado con las ganancias de la venta de partículas de plástico a empresas manufactureras. A través del fondo, los recolectores de residuos plásticos ganan un promedio de 1.200 yuanes (165 dólares estadounidenses) al mes. Al trabajar con el gobierno y las empresas, Círculo Azul ha apoyado a más de seis mil residentes y pescadores de bajos ingresos en zonas costeras.

“Zhejiang practica integralmente la protección ambiental en todos los sectores en colaboración con gobiernos, empresas y el público. Esto promueve el crecimiento económico y protege los ecosistemas marinos, y la gente de Zhejiang espera un hermoso entorno natural y un espacio ecológico de alta calidad”, afirmó Chen Yuan.

A nivel mundial, el PNUMA trabaja con gobiernos y empresas para promover una transición justa para los plásticos, incluso en los países en desarrollo. Esto implica garantizar la producción y el consumo sostenibles de plásticos de una manera que sea justa e inclusiva para todos los involucrados, incluidos los recicladores y otros trabajadores en la cadena de valor del plástico.

La adopción de soluciones digitales y la promoción de la transparencia pueden desempeñar un papel fundamental en la consecución de estos objetivos. Además, este enfoque no sólo promueve oportunidades de empleo decente, sino que también es esencial para garantizar la inclusión, un factor crítico para lograr este objetivo, dicen los expertos.

Armonía con la naturaleza China todavía produce alrededor del 30 por ciento del plástico del mundo, pero el país ha estado tomando medidas para abordar la contaminación plástica y su impacto en el medio ambiente.

China prohibió la importación de desechos plásticos en 2018 y ya no recibe gran parte de los desechos plásticos del mundo desarrollado. Más recientemente, el gobierno ha revelado planes para eliminar gradualmente todos los productos plásticos de un solo uso y no biodegradables para 2025.

El Ministerio de Ecología y Medio Ambiente ha reconocido el trabajo de Círculo Azul como digno de ser promovido en todo el país. Con un mayor respaldo de los departamentos gubernamentales de todos los niveles, Círculo Azul espera ampliar significativamente sus actividades para cubrir 289 puertos en nueve provincias costeras y dos municipios para 2025.

Según Chen Yuan, gran parte del éxito de Círculo Azul proviene de los beneficios mutuos que el proyecto diseñado brinda a las comunidades pesqueras: ingresos para aguas costeras más limpias.

También destaca la trayectoria de la provincia en acción ambiental. En 2018, el Programa de Reactivación Rural Verde de Zhejiang fue nombrado Campeón de la Tierra.

La campaña ecológica de Zhejiang cobró un impulso significativo cuando el presidente Xi Jinping, entonces jefe del partido en la provincia, visitó la ciudad boscosa de Anji, situada en una ladera de una colina, en 2003. Allí, ensalzó las virtudes de la protección de la naturaleza y dijo la famosa frase: “las aguas cristalinas y las montañas exuberantes son tan invaluable como la plata y el oro”. Chen Yuan dijo: "La gente ha visto con sus propios ojos que las aguas cristalinas y las montañas verdes valen el precio del oro".



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page