top of page

Campeones de la Tierra 2023, combatientes de la contaminación plástica



El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) anunció hoy la edición 2023 de Campeones de la Tierra, designando a un alcalde de una ciudad, una fundación sin fines de lucro, una empresa social, una iniciativa gubernamental y un consejo de investigación, por sus soluciones innovadoras y acciones transformadoras para abordar la contaminación plástica.

Desde su creación en 2005, el premio anual Campeones de la Tierra se ha otorgado a pioneros en la vanguardia de los esfuerzos para proteger a las personas y el planeta. Es el mayor honor ambiental de la ONU.

El premio ha reconocido a 116 galardonados: 27 líderes mundiales, 70 individuos y 19 organizaciones. El PNUMA recibió una cifra récord de 2.500 nominaciones este ciclo, marcando el tercer año consecutivo en el que las nominaciones han alcanzado un nivel máximo.

“La contaminación plástica es un aspecto profundamente preocupante de la triple crisis planetaria. Por el bien de nuestra salud y del planeta, debemos acabar con la contaminación plástica. Para ello será necesaria nada menos que una transformación completa para reducir la cantidad de plásticos producidos y eliminar los plásticos de un solo uso, y cambiar a sistemas de reutilización y alternativas que eviten los impactos ambientales y sociales negativos que estamos presenciando con la contaminación plástica”, afirmó Inger Andersen, Directora Ejecutiva del PNUMA.

"Como parte de las Negociaciones para desarrollar un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación plástica, los Campeones de la Tierra de este año demuestran que hay soluciones innovadoras disponibles que pueden inspirarnos a repensar nuestra relación con el plástico.

  • Alcaldesa Josefina Belmonte, de Quezon City, Filipinas, en la categoría Policy Leadership, impulsa la acción ambiental y social a través una serie de políticas para combatir la crisis climática, acabar con la contaminación plástica y ecologizar el enclave urbano. Sus iniciativas incluyen prohibiciones de plásticos de un solo uso, un programa de intercambio para la contaminación plástica, estaciones de recarga para artículos de primera necesidad y la promoción de políticas globales sólidas sobre plásticos.


  • Fundación Ellen MacArthur (Reino Unido), premiada en la categoría Inspiración y Acción, ha desempeñado un papel destacado en la integración de una enfoque del ciclo de vida, también para los plásticos. La fundación ha publicado informes y establecido redes de tomadores de decisiones de los sectores público y privado, así como del mundo académico, para desarrollar iniciativas de ciclo de vida y soluciones a la crisis climática, la pérdida de biodiversidad, la contaminación plástica y más. Lidera el Compromiso Global con el PNUMA.


  • Círculo azul (China), premiada en la categoría Visión Empresarial, utiliza tecnología blockchain e Internet de las cosas para rastrear y monitorear el ciclo de vida completo de la contaminación plástica, desde la recolección hasta la regeneración, la refabricación y la reventa. Ha recogido más de 10.700 toneladas de desechos marinos, lo que lo convierte en el programa de desechos plásticos marinos más grande de China.



  • José Manuel Moller (Chile), también galardonado en la categoría Visión Emprendedora, es el fundador de Algramo, una empresa social dedicada a brindar servicios de recarga que reducen la contaminación plástica y disminuye los costos de los artículos de primera necesidad cotidianos. Moller también trabaja para prevenir, reducir y gestionar de forma sostenible los residuos a través de su función como vicepresidente de la Junta Asesora de Personas Eminentes de la ONU sobre Residuo Cero, una iniciativa creada en marzo de 2023.



  • Consejo de Investigaciones Científicas e Industriales (Sudáfrica), premiada en la categoría Ciencia e Innovación, utiliza tecnología de punta e investigación multidisciplinaria para desarrollar innovaciones que aborden la contaminación plástica y otros problemas. Es pionero en identificar alternativas sostenibles a los plásticos convencionales, establecer oportunidades para la fabricación local y el desarrollo económico y probar la biodegradabilidad del plástico.


El plástico ha transformado la vida cotidiana y ha producido muchos beneficios a la sociedad, pero la humanidad produce alrededor de 430 millones de toneladas de plástico cada año, dos tercios de los cuales se convierten rápidamente en residuos. La adicción a los plásticos de corta duración ha creado lo que los expertos llaman una pesadilla medioambiental.

Cada año, hasta 23 millones de toneladas de residuos plásticos se filtran a los ecosistemas acuáticos, contaminan lagos, ríos y mares.

Para 2040, las emisiones de carbono asociadas con la producción, el uso y la eliminación de plásticos convencionales basados ​​en combustibles fósiles podrían representar casi una quinta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero bajo los objetivos más ambiciosos del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Los productos químicos en el plástico también pueden causar problemas de salud.

Los expertos de #BeatPlasticPollution dicen que la humanidad debe reducir y eliminar los plásticos innecesarios y problemáticos, encontrar alternativas ambientalmente racionales al material, desarrollar modelos innovadores para reutilizar los plásticos y adoptar lo que se conoce como un enfoque del ciclo de vida a la contaminación plástica.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page