top of page

Cinco especies que no sabías que estaban amenazadas; 36 robles, en México



El uso insostenible de plantas y animales no solo amenaza la supervivencia de un millón de especies en todo el mundo, sino también los medios de subsistencia de miles de millones de personas que dependen de las especies silvestres para obtener alimentos, combustible e ingresos, afirma un nuevo informe de la Plataforma sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES ). El Informe de evaluación de IPBES sobre el uso sostenible de especies silvestres revela que una de cada cinco personas en el mundo depende de las especies silvestres para obtener ingresos y alimentos, mientras que 2 mil 400 millones de personas dependen de la leña para cocinar. Los expertos dicen que, a menos que usemos la naturaleza de una manera más sostenible, la actual crisis de biodiversidad se exacerbará, con resultados catastróficos para la humanidad. No podrán lograrse los Objetivos de Desarrollo Sostenible a menos que se produzcan cambios transformadores en la forma en que usamos, valoramos e interactuamos con la naturaleza. “El informe IPBES deja muy claro que las especies silvestres son una fuente indispensable de alimento, refugio e ingresos para cientos de millones de personas en el mundo”, señala Susan Gardner, directora de la División de Ecosistemas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). “El uso sostenible es cuando la biodiversidad y el funcionamiento del ecosistema se mantienen mientras se contribuye al bienestar humano. Al continuar usando estos recursos de manera insostenible, no solo estamos arriesgando la pérdida y el daño de las poblaciones de estas especies, sino afectando nuestra propia salud y bienestar y el de la próxima generación”. “Con alrededor de 50 mil especies silvestres utilizadas a través de diferentes prácticas, incluidas más de 10 mil especies silvestres cosechadas directamente para la alimentación humana, la población rural de los países en desarrollo corre el mayor riesgo de un uso no sostenible”, indicó el Dr. Jean-Marc Fromentin, quien copresidió el informe de evaluación. “La falta de alternativas complementarias a menudo obliga a explotar aún más las especies silvestres que ya están en riesgo”. El informe destaca cinco prácticas principales en el uso de especies silvestres: pesca; reunión; inicio de sesión; explotación de animales terrestres (incluida la caza), y prácticas no extractivas, como la observación. “Desafortunadamente, estamos viendo que todos los rincones del mundo están experimentando graves amenazas para sus especies silvestres”, advierte Gardner. “Al comprender las causas del uso insostenible de la tierra y la vida silvestre, podemos idear mejores soluciones a largo plazo”. El informe también ilustra la importancia de que los pueblos indígenas puedan asegurar los derechos de tenencia sobre sus tierras, ya que hace tiempo que comprenden el valor de las especies silvestres y han aprendido a utilizarlas de manera sostenible. “Es vital que empoderemos a estas comunidades para que cuiden de su propia tierra y de las especies silvestres que habitan en ella”, agrega Gardner. En la mayoría de los escenarios futuros que permiten el uso sostenible de especies silvestres, los autores encuentran que los cambios transformadores comparten características comunes, como la distribución equitativa de costos y beneficios, cambios en los valores sociales y sistemas de gobernanza efectivos. Como señaló recientemente el secretario general de la ONU, António Guterres, existe una necesidad urgente de desarrollar un nuevo paradigma que reconozca el valor de la naturaleza y comprenda que la calidad de vida no es sólo una cuestión de Producto Interno Bruto. En la actualidad, los gobiernos de todo el mundo gastan más de 500 mil millones de dólares estadounidenses cada año en formas que dañan la biodiversidad para apoyar industrias como la de los combustibles fósiles, la agricultura y la pesca.

Los expertos dicen que estos fondos deberían reutilizarse para incentivar la agricultura regenerativa, los sistemas alimentarios sostenibles y las innovaciones positivas para la naturaleza. Con un millón de especies actualmente amenazadas, aquí hay cinco grupos de especies que quizás no sabías que estaban en peligro:

Cactus

Foto: Unsplash/Dulcey Lima

El informe destaca que varios grupos de plantas están amenazados debido a la recolección no sostenible, incluidos los cactus, que enfrentan problemas como la pérdida de hábitat y el comercio ilegal de plantas. Un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de 2015 reveló que el 31 por ciento de las 1 mil 500 especies de cactus del mundo están amenazadas. Las amenazas a las que se enfrentan los cactus son innumerables, desde la horticultura y la recolección privada hasta su uso como alimento y medicina, y las raíces de algunas especies se utilizan como antiinflamatorios.

Algas

Foto: Unsplash/Benjamin L. Jones

Las algas marinas son uno de los grandes sobrevivientes del planeta, con parientes de algunas algas modernas que se remontan a 1 mil 600 millones de años. Las algas juegan un papel vital en los ecosistemas marinos, proporcionando hábitats y alimentos para las formas de vida marina, mientras que las algas marinas grandes, como las algas marinas, actúan como viveros submarinos para los peces. Las algas marinas también tienen una amplia gama de usos, desde la fertilización del suelo hasta la alimentación de animales y peces, pasando por la biomasa como combustible y como alimento.

Las algas marinas también juegan un papel importante en la lucha contra el cambio climático: el 9 por ciento del océano está cubierto de bosques de algas marinas, que secuestran una gran cantidad de carbono. Las algas marinas están disminuyendo debido al dragado mecánico, el aumento de la temperatura del mar y la construcción de infraestructura costera.

Jirafas

Foto: Unsplash/Mariola Grobelska

El informe menciona que los mamíferos de cuerpo grande son las especies más buscadas para la caza comercial y de subsistencia, ya que proporcionan más carne para el consumo y la venta. Uno de esos mamíferos amenazados es la jirafa. Quedan aproximadamente 68 mil jirafas en estado salvaje, que comprenden cuatro especies y ocho subespecies, que difieren mucho en términos de población.

Por ejemplo, sólo quedan 600 jirafas de África occidental en estado salvaje, mientras que quedan alrededor de 45 mil jirafas masai. Las principales causas de la despoblación de jirafas son la degradación y pérdida del hábitat debido a la extracción de madera no sostenible y el aumento de la demanda de tierras agrícolas. También hay demanda de carne de jirafa y adornos hechos con huesos y piel de jirafa.

Loros

Foto: Unsplash/David Clode

El informe revela que más de mil especies de aves, reptiles, peces y mamíferos se comercializan legal e ilegalmente para uso personal y comercial como mascotas. Aunque el valor total en dólares de las especies comercializadas como mascotas es menos del 1 por ciento del comercio total de especies silvestres, la cantidad de animales comercializados es de millones.

Por ejemplo, entre 1975 y 2016 se comercializaron internacionalmente 16 millones de loros vivos incluidos en CITES en 321 especies. Los loros también están en riesgo debido a la pérdida de hábitat debido a la agricultura y la tala. Según la Lista Roja de la UICN, 116 de las 375 especies de loros del mundo están catalogadas como vulnerables, en peligro de extinción o peor.

Robles

Foto: Unsplash/Simon Wilkes

Los árboles del mundo están amenazados por diversas fuentes, incluida la tala, la deforestación para la industria y la agricultura, la leña para calentar y cocinar, y amenazas relacionadas con el clima, como los incendios forestales. Se estima que el 31 por ciento de las 430 especies de robles del mundo están en peligro de extinción, según la Lista Roja de la UICN, mientras que el 41 por ciento son motivo de preocupación para la conservación, principalmente debido a la deforestación para la agricultura y el combustible para cocinar. El mayor número de especies de robles amenazadas son México (32 especies), China (36), Vietnam (20) y Estados Unidos (16). Conferencia de Biodiversidad de la ONU A pesar de los esfuerzos en curso, la biodiversidad se está deteriorando en todo el mundo y se prevé que esta disminución empeore con los escenarios habituales. La Conferencia de Biodiversidad de la ONU convocará a los gobiernos de todo el mundo para acordar un nuevo conjunto de objetivos para la naturaleza durante la próxima década a través del proceso marco posterior a 2020 del Convenio sobre la Diversidad Biológica. El marco establece un plan ambicioso para implementar acciones de base amplia para lograr una transformación en la relación de la sociedad con la biodiversidad y garantizar que, para 2050, se cumpla la visión compartida de vivir en armonía con la naturaleza.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page