top of page

El cambio climático amenaza al bienestar humano y a la salud planetaria



El cambio climático es una amenaza para el bienestar humano y la salud planetaria, afirma el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas, en su reporte 2023, en el cual señala que aún existe una ventana de oportunidad, que se cierra rápidamente, para asegurar un futuro habitable y sostenible para todos, si se logra un desarrollo resiliente al clima.

Las principales conclusiones del Resumen para responsables de políticas, proporcionan una narrativa concisa de la problemática.

A) Estado actual y tendencias.- Calentamiento observado y sus causas

A.1.- Las actividades humanas, principalmente a través de las emisiones de gases de efecto invernadero, han causado inequívocamente el calentamiento global, y la temperatura de la superficie global alcanzó 1,1°C por encima del período 1850-1900 en 2011-2020. Las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero han seguido en aumento, con contribuciones históricas y actuales desiguales derivadas del uso insostenible de la energía, el uso y el cambio de uso de la tierra, los estilos de vida y los patrones de consumo y producción entre regiones, entre países y dentro de ellos, y entre individuos.




Cambios e impactos observados

A.2.- Se han producido cambios rápidos y generalizados en la atmósfera, el océano, la criosfera y la biosfera. El cambio climático causado por el hombre ya afecta a muchos fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en todas las regiones del mundo, lo que ha provocado impactos adversos generalizados y pérdidas y daños conexos a la naturaleza y a las personas. Las comunidades vulnerables que históricamente han contribuido menos al cambio climático actual se ven afectadas de manera desproporcionada.



Progresos actuales en adaptación, brechas y desafíos

A.3.- La planificación y la implementación de la adaptación han progresado en todos los sectores y regiones, con beneficios documentados y eficacia variable. A pesar de los avances, existen brechas de adaptación que seguirán creciendo al ritmo actual de implementación. En algunos ecosistemas y regiones se han alcanzado límites duros y blandos para la adaptación. En algunos sectores y regiones se produce una mala adaptación. Los flujos financieros globales actuales son insuficientes y limitan su implementación, especialmente en los países en desarrollo.


Avances, brechas y desafíos actuales en materia de mitigación

A.4.- Las políticas y leyes que abordan la mitigación se han ampliado constantemente desde el IE5. Las emisiones globales de GEI en 2030 implícitas en las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) anunciadas en octubre de 2021 hacen probable que el calentamiento supere los 1,5 °C durante el siglo XXI y dificultan limitarlo por debajo de 2 °C. Existen brechas entre las emisiones proyectadas de las políticas implementadas y las de las NDC y los flujos financieros no alcanzan los niveles necesarios para cumplir los objetivos climáticos en todos los sectores y regiones.


B Cambio climático futuro, riesgos y respuestas a largo plazo

B.1.- Las continuas emisiones de gases de efecto invernadero conducirán a un aumento del calentamiento global; la mejor estimación es que alcanzará 1,5°C en el corto plazo en los escenarios considerados y las trayectorias modeladas. Cada incremento del calentamiento global intensificará peligros múltiples y simultáneos. Unas reducciones profundas, rápidas y sostenidas de las emisiones de gases de efecto invernadero conducirían a una desaceleración perceptible del calentamiento global en unas dos décadas, y también a cambios perceptibles en la composición atmosférica en unos pocos años.


Impactos del cambio climático y riesgos relacionados con el clima

B.2.- Para cualquier nivel de calentamiento futuro, muchos riesgos relacionados con el clima son mayores que los evaluados en el AR5, y los impactos proyectados a largo plazo son varias veces mayores que los observados actualmente. Los riesgos y los impactos adversos proyectados y las pérdidas y daños relacionados con el cambio climático aumentan con cada incremento del calentamiento global. Los riesgos climáticos y no climáticos interactuarán cada vez más, creando riesgos compuestos y en cascada que son más complejos y difíciles de gestionar.





Probabilidad y riesgos de cambios inevitables, irreversibles o abruptos

B.3.- Algunos cambios futuros son inevitables y/o irreversibles, pero pueden limitarse por una reducción profunda, rápida y sostenida de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. La probabilidad de cambios abruptos y/o irreversibles aumenta con niveles más altos de calentamiento global. De manera similar, la probabilidad de resultados de baja probabilidad asociados con impactos adversos potencialmente muy grandes aumenta con niveles más altos de calentamiento global.


Opciones de adaptación y sus límites en un mundo más cálido

B.4.- Las opciones de adaptación que hoy son factibles y efectivas se verán limitadas y menos efectivas con el aumento del calentamiento global. Con el aumento del calentamiento global, las pérdidas y los daños aumentarán y otros sistemas humanos y naturales alcanzarán límites de adaptación. La mala adaptación se puede evitar mediante una planificación e implementación de acciones de adaptación flexibles, multisectoriales, inclusivas y a largo plazo, con beneficios colaterales para muchos sectores y sistemas.


Presupuestos de carbono y emisiones netas cero

B.5.- Limitar el calentamiento global causado por el hombre requiere cero emisiones netas de CO2. Las emisiones de carbono acumuladas hasta el momento de alcanzar emisiones netas de CO2 cero y el nivel de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en esta década determinan en gran medida si el calentamiento puede limitarse a 1,5°C ó 2°C. Las emisiones de CO2 proyectadas de la infraestructura existente de combustibles fósiles sin reducción adicional excederían el presupuesto de carbono restante en 1,5°C (50 por ciento).



Vías de mitigación

B.6.- Todas las trayectorias modeladas a nivel global que limitan el calentamiento a 1,5 °C (>50 por ciento) con un rebasamiento nulo o limitado, y las que limitan el calentamiento a 2 °C (>67 por ciento), involucran reducciones rápidas y profundas y, en la mayoría de los casos, inmediatas. Las emisiones netas globales de CO2 se alcanzan a cero para estas categorías de vías, a principios de la década de 2050 y alrededor de principios de la década de 2070, respectivamente.


Sobrepaso: exceder un nivel de calentamiento y regresar

B.7.- Si el calentamiento excede un nivel específico, como 1,5°C, podría reducirse gradualmente nuevamente logrando y manteniendo emisiones globales netas negativas de CO2. Esto requeriría un despliegue adicional de eliminación de dióxido de carbono, en comparación con vías sin exceso, lo que generaría mayores preocupaciones sobre la viabilidad y la sostenibilidad. El exceso implica impactos adversos, algunos irreversibles, y riesgos adicionales para los sistemas humanos y naturales, todos ellos crecientes con la magnitud y duración del exceso.


C Urgencia de una acción climática integrada a corto plazo

C.1.- El cambio climático es una amenaza para el bienestar humano y la salud planetaria. Existe una ventana de oportunidad que se cierra rápidamente para garantizar un futuro habitable y sostenible para todos. El desarrollo resiliente al clima integra la adaptación y la mitigación para promover el desarrollo sostenible para todos, y es posible gracias a una mayor cooperación internacional, incluido un mejor acceso a recursos financieros adecuados, en particular para las regiones, sectores y grupos vulnerables, y una gobernanza inclusiva y políticas coordinadas. Las opciones y acciones implementadas en esta década tendrán impactos ahora y durante miles de años.


Los beneficios de la acción a corto plazo

C.2.- Una mitigación profunda, rápida y sostenida y la implementación acelerada de acciones de adaptación en esta década reducirían las pérdidas y daños proyectados para los seres humanos y los ecosistemas y generarían muchos beneficios colaterales, especialmente para la calidad del aire y la salud. Retrasar las medidas de mitigación y adaptación bloquearía la infraestructura con altas emisiones, aumentaría los riesgos de activos abandonados y de aumento de costos, reduciría la viabilidad y aumentaría las pérdidas y los daños. Las acciones a corto plazo implican elevadas inversiones iniciales y cambios potencialmente disruptivos que pueden mitigarse mediante una serie de políticas propicias.


Opciones de mitigación y adaptación entre sistemas

C.3.- Se necesitan transiciones rápidas y de gran alcance en todos los sectores y sistemas para lograr reducciones profundas y sostenidas de las emisiones y asegurar un futuro habitable y sostenible para todos. Estas transiciones de sistemas implican una mejora significativa de una amplia cartera de opciones de mitigación y adaptación. Ya existen opciones viables, efectivas y de bajo costo para la mitigación y la adaptación, con diferencias entre sistemas y regiones.


Sinergias y compensaciones con el desarrollo sostenible

C.4.- Una acción acelerada y equitativa para mitigar y adaptarse a los impactos del cambio climático es fundamental para el desarrollo sostenible. Las acciones de mitigación y adaptación tienen más sinergias que compensaciones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las sinergias y las compensaciones dependen del contexto y la escala de implementación.


Equidad e inclusión

C.5.- Dar prioridad a los procesos de equidad, justicia climática, justicia social, inclusión y transición justa puede permitir la adaptación y acciones ambiciosas de mitigación y un desarrollo resiliente al clima. Los resultados de la adaptación se ven reforzados por un mayor apoyo a las regiones y personas con mayor vulnerabilidad a los peligros climáticos. Integrar la adaptación climática en los programas de protección social mejora la resiliencia. Hay muchas opciones disponibles para reducir el consumo intensivo en emisiones, incluso mediante cambios de comportamiento y estilo de vida, con beneficios colaterales para el bienestar social.


Gobernanza y políticas

C.6.- La acción climática eficaz es posible gracias al compromiso político, una gobernanza multinivel bien alineada, marcos institucionales, leyes, políticas y estrategias y un mejor acceso al financiamiento y la tecnología. Objetivos claros, coordinación entre múltiples ámbitos políticos y procesos de gobernanza inclusivos facilitan una acción climática eficaz. Los instrumentos regulatorios y económicos pueden respaldar profundas reducciones de emisiones y resiliencia climática si se amplían y se aplican ampliamente. El desarrollo resiliente al clima se beneficia al aprovechar conocimientos diversos.

Finanzas, Tecnología y Cooperación Internacional

C.7.- Las finanzas, la tecnología y la cooperación internacional son facilitadores críticos para acelerar la acción climática. Para alcanzar los objetivos climáticos sería necesario multiplicar considerablemente el financiamiento para la adaptación y la mitigación. Hay suficiente capital global para cerrar las brechas de inversión global, pero existen barreras para redirigir el capital hacia la acción climática. Mejorar los sistemas de innovación tecnológica es clave para acelerar la adopción generalizada de tecnologías y prácticas. Es posible mejorar la cooperación internacional a través de múltiples canales.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page