top of page

Geriatría


¡Qué hay de nuevo… Viejo!


Por Araceli Mendoza

@Arinmaldoza


¿Cuántos adultos mayores saben de la geriatría, rama de la medicina que se preocupa de los problemas y enfermedades relacionados con la vejez?

Hay síntomas muy relacionados con la atención geriátrica. La población ha registrado un aumento considerable y lo vemos con el Programa de Bienestar: cómo muchos adultos mayores hacen largas filas para registrarse en el programa de Pensión para Adultos Mayores (más de 65 años).

Pero ¿acaso a estos adultos mayores se les informa, se les orienta, sobre lo que es (o debe ser) una atención médica adecuada? ¡Claro que no! El Sistema de Salud está dejado de la mano de Dios en este sexenio: no hay medicamentos, las clínicas están colapsadas, sin doctores, y los médicos cubanos nadie sabe dónde están.

Retomando la geriatría, es importante que el adulto mayor busque a un médico geriatra, porque él entenderá mejor los padecimientos que te aquejan por la edad; te ayudara a prevenir y a manejar los padecimientos que se presentan en esta edad, debido al proceso del envejecimiento.

Pero no se trata sólo de los temas médicos, sino también de aspectos psicológicos y sociales que habitualmente acompañan a este proceso. Además, tras la pandemia y las vacunas, se han presentado nuevos padecimientos o se agudizaron los ya existentes.

Los geriatras son médicos expertos en el cuidado de los adultos mayores, así como los pediatras lo son de los niños. Tienen especial conocimiento de enfermedades que comúnmente aquejan a los ancianos, como:

  • Demencia

  • Caídas

  • Incontinencia urinaria

  • Osteoporosis

  • Depresión

  • Ansiedad

Entonces, entienden la interacción entre el envejecimiento y las enfermedades crónico-degenerativas. Además, conocen el uso apropiado de los múltiples medicamentos que toman los adultos mayores, así como evitan el peligro potencial y no buscado de la interacción de estos medicamentos.

El cuidado se combina con los tratamientos de otros profesionales para ayudar a los pacientes a mantener su capacidad para funcionar independientemente y mejorar su calidad de vida en la consulta ambulatoria, y coordina a los múltiples especialistas que intervienen en el tratamiento de los pacientes que requieren hospitalización.

Al mismo tiempo, asiste a los familiares en las decisiones al declinar la capacidad del paciente, su independencia y, sobre todo, al final de la vida.

Esto es importante, porque tras las experiencias que vivieron con la pandemia muchos adultos mayores, en especial quienes estaban en casas de retiro, que aparte de no poder ser visitados por sus familiares, sufrieron la pérdida de varios de sus compañeros.

Con base en esas experiencias vividas, hoy más que nunca se requiere el apoyo de los médicos geriatras, especialistas en adultos mayores.

quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page