top of page

Impuestos ecológicos y transparencia, objetivos de la Cumbre sobre tributación global


Los países latinomericanos y caribeños buscarán una acción conjunta

en materia tributaria. / Unsplash / Jason Leung


Los próximos 27 y 28 de julio tendrá lugar en Cartagena, Colombia, la primera Cumbre de Latinoamérica y el Caribe para una tributación global incluyente, sostenible y equitativa, un cónclave ministerial que buscará definir y coordinar una acción conjunta en materia tributaria que facilite el intercambio de información y reduzca la competencia fiscal con el fin de ampliar la recaudación en la región y, con esos recursos, afrontar adecuadamente las crisis que asuelan a los países.

De cara a la reunión, más de dos decenas de expertos de la ONU en derechos humanos* emitieron una declaración en la que encomiaron la celebración del evento, que tiene el respaldo y asesoría de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El grupo de relatores especiales señaló que la iniciativa regional tiene el objetivo de “acordar estándares tributarios comunes para combatir los flujos financieros ilícitos, la evasión y elusión fiscal, y otros problemas comunes, como el aumento de la pobreza, la desigualdad y la emergencia climática”.


Recaudación tributaria para servicios públicos

En este sentido, llamaron a los Estados a comprometerse con las negociaciones tributarias regionales para asegurar el máximo de recursos disponibles a la tarea de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos a nivel nacional y extraterritorial, además de recaudar fondos suficientes para financiar servicios públicos de calidad, incluida la protección social, la educación y la sanidad, como es su obligación.

También exhortaron a los países a tomar siempre en cuenta las cuestiones de género y a promover un desarrollo incluyente y sostenible.

Para los relatores, la participación de la CEPAL permitiría hacer de la Cumbre una plataforma permanente, transparente e incluyente de toma de decisiones para la cooperación tributaria regional.

Los expertos recordaron a los Estados y a las empresas sus obligaciones y responsabilidades de proteger y respetar los derechos humanos y afirmaron que la reunión es una oportunidad única para que Latinoamérica y el Caribe fortalezcan la coordinación en cuestiones tributarias y aúnen esfuerzos para que los Estados puedan cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos, hacer frente a impactos negativos de las empresas sobre los derechos humanos, fortalecer el acceso a bienes, instalaciones y servicios públicos de calidad, y prevenir y responder a la emergencia climática.


Combate a los paraísos fiscales

La declaración conjunta también hizo una serie de peticiones específicas a los Estados, entre las que destaca luchar contra los paraísos fiscales y los flujos ilícitos, garantizando que los sistemas judiciales los combatan y recuperen los activos robados.

Asimismo, instaron a los países a acordar impuestos ecológicos y emprender políticas fiscales coordinadas sobre combustibles fósiles, emisiones de carbono e impuestos a las industrias extractivas y a los minerales de transición, con el objetivo de maximizar los beneficios públicos de estos sectores.

Pugnaron también por garantizar la transparencia mediante la creación de registros de titularidad real en todos los países, con acceso público, utilizando estándares homologados y sin umbrales mínimos, como paso previo a articular un registro regional de activos globales.

Reforzar la rendición de cuentas por medio de la participación pública en los procesos de toma de decisiones relacionados con la política fiscal es otro de los llamados de los expertos, al igual que fortalecer los mecanismos de coordinación de las negociaciones tributarias mundiales para lograr una mayor equidad en el sistema tributario mundial y promover la progresividad tributaria gravando las fortunas y rentas de capital con el objetivo de evitar la competencia desleal y acercarse a la igualdad económica.

Los expertos firmantes de la declaración son: Attiya Waris, experta independiente sobre las consecuencias de la deuda externa y de las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales; Farida Shaheed, relatora especial sobre el derecho a la educación; Margaret Satterthwaite, relatora especial sobre la independencia de los magistrados y abogados; Irene Khan, relatora especial sobre la libertad de opinión y de expresión; Tomoya Obokata, relator especial sobre las formas contemporáneas de la esclavitud, incluidas sus causas y consecuencias; Ravindran Daniel (presidente-relator), Sorcha MacLeod, Jelena Aparac, Chris M. A. Kwaja, Carlos Salazar Couto, Grupo de trabajo sobre la utilización de mercenarios; Damilola Olawuyi (presidente), Robert McCorquodale (vicepresidente), Fernanda Hopenhaym, Elżbieta Karska y Pichamon Yeophantong, Grupo de trabajo sobre empresas y derechos humanos; David Boyd, relator especial sobre derechos humanos y medio ambiente; Obiora Okafor, experto independiente sobre derechos humanos y solidaridad internacional; Surya Deva, relator especial sobre el derecho al desarrollo; Ian Fry, relator especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos en el contexto del cambio climático; Tlaleng Mofokeng, relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; Mary Lawlor, relatora especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos; Dorothy Estrada Tanck (presidente), Ivana Radačić (vicepresidente), Elizabeth Broderick, Melissa Upreti y Meskerem Geset Techane, Grupo de trabajo sobre la discriminación de las mujeres y las niñas; Alexandra Xanthaki, relatora especial en la esfera de los derechos culturales; Michael Fakhri, relator especial sobre el derecho a la alimentación; Reem Alsalem, relatora especial sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, sus causas y consecuencias; Olivier De Schutter, relator especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos; Muluka-Anne Miti-Drummond, experta independiente sobre los derechos de las personas con albinismo.

* Los Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que se ocupan de situaciones específicas de países o de cuestiones temáticas en todas las partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan sus servicios a título individual.

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page