top of page

Justicia climática con fondos de adaptación y pérdidas y daños, exigen países en desarrollo en COP27


Se colocando sacos de arena en las orillas de un río en la India para brindar protección

contra las marejadas ciclónicas y las inundaciones. / BAsD/Rakesh Sahai

En el segundo día de la Cumbre de Implementación Climática de la COP27, los líderes mundiales alzaron la voz para pedir acciones concretas, particularmente sobre la adaptación y las pérdidas y los daños. Durante un evento de alto nivel, la Presidencia de la COP27 lanzó la Agenda de Adaptación de Sharm el-Sheikh para reunir la acción global en torno a 30 resultados que se necesitan para abordar lo que el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha descrito como la "brecha de adaptación" climática. La agenda mejoraría la resiliencia de cuatro mil millones de personas que viven en las comunidades más vulnerables al clima para 2030. Ha sido denominada el primer plan global integral centrado en la adaptación para reunir tanto a los gobiernos como a los actores no estatales detrás de un conjunto compartido de acciones. Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), casi la mitad de la población mundial estará en grave riesgo de los impactos del cambio climático para 2030, incluso con un calentamiento global de solo 1,5 grados. Los planes abarcan puntos de acción en temas relacionados con seguridad alimentaria y agricultura, agua y naturaleza, asentamientos humanos, océanos y ciudades, entre otros. El presidente de la COP27, Sameh Shoukry, invitó a los actores gubernamentales y no estatales a unirse a la agenda durante y después de la Conferencia. “Esta agenda reúne a todos los sectores de la sociedad”. El jefe de cambio climático de la ONU, Simon Stiell, recordó a los delegados que la COP27 se trata de convertir las ambiciones en resultados. “Las necesidades humanas deben estar en el centro de lo que hacemos… El mantra es implementación, implementación, implementación”. Nuevos compromisos sobre adaptación y pérdidas y daños Posteriormente, durante un encuentro de prensa, Shoukry agradeció a algunos países que anunciaron nuevos compromisos para la adaptación. “Las promesas específicas pueden ayudarnos a avanzar. Elogio el anuncio de Rishi Sunak de que el Reino Unido triplicará su financiamiento para la adaptación para 2025, yendo incluso más allá de lo prometido el año pasado en Glasgow”. Por su parte, Alemania anunció 170 millones de dólares por pérdidas y daños, y Bélgica 2,5 millones de euros, concretamente a Mozambique, que sufrió terribles pérdidas el año pasado a causa de las lluvias extremas. Austria también anunció 50 millones por pérdidas y daños, y Escocia, que previamente había prometido dos millones de libras esterlinas, anunció cinco millones adicionales. Hasta el momento, sólo cinco países europeos (Austria, Escocia, Bélgica, Dinamarca y Alemania) se han comprometido a abordar las pérdidas y los daños. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, pidió a los líderes que siguieran el ejemplo de su región de comprometerse con el financiamiento climático para el mundo en desarrollo. “Aquellos que más lo necesitan en el mundo en desarrollo deben recibir apoyo para adaptarse a un clima más duro. Instamos a nuestros socios en el norte global a que cumplan con sus compromisos de financiamiento climático con el sur global. El equipo de Europa está dando un paso al frente... a pesar de la COVID, a pesar de la guerra rusa”. Mientras tanto, los pequeños Estados insulares en desarrollo continuaron sus denuncias contra los países desarrollados por no cumplir sus promesas financieras. “Lucharemos sin descanso por la justicia climática, incluso en los tribunales internacionales”, advirtió Gaston Brown, Primer Ministro de Antigua y Barbuda.

Las comunidades agrícolas del archipiélago del Océano Pacífico, Vanuatu, se adaptan

a patrones climáticos más secos. / © UNICEF/Josh Estey


Adaptación en África En un evento de líderes de la COP27 sobre la aceleración de la adaptación en África, el secretario general de la ONU, António Guterres, también hizo un llamado a más financiamiento para la adaptación. “Necesitamos invertir masivamente en adaptación si no queremos gastar mucho más dinero en abordar las consecuencias del desastre”, y agregó que “está muy claro que necesitamos compartir la adaptación y la mitigación en el financiamiento climático”. Guterres reiteró que los bancos multilaterales de desarrollo tienen una gran capacidad para movilizar y apalancar financiamiento privado que no se está utilizando. Nana Akufo-Addo, presidente de Ghana, dijo que si bien África es la que menos ha hecho para causar el cambio climático, la gente del continente, especialmente los jóvenes, está sufriendo los peores impactos. “Apoyen y únanse a la lucha contra el cambio climático”, instó a los líderes mundiales. Mientras tanto, en su declaración nacional, Paul Kagame, presidente de Ruanda, argumentó que durante la pandemia de COVID-19, el financiamiento externo no había funcionado para las naciones vulnerables. “La contribución más valiosa que pueden hacer los países desarrollados es reducir sus emisiones más rápido mientras invierten en África para generar energía verde y sostenible. Cuestionar si África está lista para hacer uso del financiamiento climático no debe utilizarse como excusa para justificar la inacción”, afirmó.

Los manglares se plantan en una playa en el Golfo de Tailandia. / PNUD Tailandia

Otros aspectos destacados En otros aspectos destacados, una pequeña nación insular exigió en la COP27 un tratado internacional de no proliferación de combustibles fósiles, para eliminar gradualmente el uso de carbón, petróleo y gas. “Los mares que se calientan comienzan a tragarse nuestras tierras, centímetro a centímetro. Pero la adicción del mundo al petróleo, el gas y el carbón no puede hundir nuestros sueños bajo las olas”, indicó el primer ministro de Tuvalu, Kausea Natano. En septiembre pasado, en la Asamblea General de la ONU, Vanuatu había pedido el establecimiento de este tratado. Los líderes de las organizaciones no gubernamentales (ONG) también hicieron hoy un llamado para apoyar a los países en desarrollo. “Los desastres climáticos dejan una larga sombra… durante décadas, años o incluso generaciones, y cada vez se reconoce más que no podemos dejar que las comunidades vulnerables que han hecho poco por esta crisis se enfrenten solas a estas crisis globales”, señaló Theresa Anderson, coordinadora de Política Climática de la ONG Action Aid. Destacó que los países en desarrollo representan seis de cada siete personas en el planeta, y todos insisten en que la COP27 establezca un mecanismo de financiamiento para abordar las pérdidas y los daños. “Los países ricos que contaminan deben mirar más allá de sus propias narices, reconocer la importancia de un nuevo mecanismo de financiamento que pueda ayudar a los países devastados a recoger los pedazos y recuperarse después de los desastres climáticos”, subrayó la activista.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page