top of page

La cumbre climática COP27


Agua para todos


Por Juan Carlos Valencia Vargas

@valenciajuanc

Este domingo inició la cumbre cimática de las Naciones Unidas en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, donde casi 200 países participan en esta cita.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) se celebra en un contexto de falta de compromiso de muchos países (entre ellos México) para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, las emisiones de bióxido de carbono (CO2) deberían reducirse en un 45 por ciento para 2030, en comparación con los niveles de 2010, para cumplir el objetivo central del Acuerdo de París, que es limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados para finales de este siglo.

Esto es crucial para evitar los peores impactos del cambio climático, como sequías, olas de calor y lluvias más frecuentes y severas, pero esto no ocurrirá con la actual tendencia. Un informe publicado por ONU Cambio Climático hace algunas semanas muestra que, aunque los países están logrando bajar la curva de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, los esfuerzos siguen siendo insuficientes. Desde la COP26 de Glasgow, Escocia, sólo 24 de 194 países han presentado planes nacionales más estrictos.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha advertido que la temperatura media mundial de 2022 está 1,15 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales (1850-1990) y que existe una probabilidad de 48 por ciento de que el incremento de temperatura en el planeta alcance los temidos 1,5°C. en tan solo cinco años más.

Este límite de 1,5°C de incremento en temperatura no es un dato estadístico aleatorio, sino que constituye el umbral en que los impactos climáticos se vuelven altamente dañinos para las personas y para el planeta.

Entre otros, se estima que con un incremento de temperatura de 1,5°C habrá dos meses más de sequía al año. Esto, para muchas regiones en el mundo resultará asfixiante, si ya es todo un reto el día de hoy garantizar el abastecimiento de agua a la población actual para beber, para producir alimentos y para generar bienes y servicios, dos meses más de sequía al año parecen condenar a la población de esas regiones a desplazarse hacia otras zonas con mayor disponibilidad.

Pero también las áreas impactadas por incendios forestales aumentarán 41 por ciento, de acuerdo con las estimaciones de los organismos internacionales. En el campo, habrá impactos negativos en la producción de maíz, trigo, arroz y soya porque un porcentaje importante de las tierras en las que se cultivan recibirán menos precipitaciones… y el nivel del mar podría aumentar en promedio 48 cm desplazando a 46 millones de personas.

Por ello, el cambio climático constituye una emergencia mundial que va más allá de las fronteras nacionales. Se trata de un problema que exige soluciones coordinadas en todos los niveles y cooperación internacional para ayudar a los países en desarrollo a avanzar hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

El lunes 7 y el martes 8 de noviembre se celebrará la Cumbre de Líderes Mundiales con la presencia de más de cien jefes de Estado o de Gobierno. Esta es la oportunidad de alcanzar los acuerdos de alto nivel que se requieren, pero no, todo parece indicar que será otra vez una simple esperanza.


No es lo mismo ser borracho que cantinero


La frase viene a mi mente por el escándalo que se ha desatado en torno al despido de la hoy ex Subdirectora General de Administración del Agua de la CONAGUA, Elena Burns, una dura crítica del sistema de gestión del agua en México. Durante muchos años cuestionó a la CONAGUA y al sistema, pero en dos años que tuvo el poder de hacerlo nada cambió, al contrario, crecieron los miles de trámites rezagados, los acuíferos sobrexplotados, las cuencas sobreconcesionadas. No hubo una sola política pública o programa exitoso para revertir el deterioro. Esa es la causa de su salida, nada tiene que ver con la teoría de la conspiración que se ha construido y que hoy defienden algunas organizaciones, hay miles de usuarios afectados por la incapacidad institucional para resolver su necesidad de agua, a ellos es a los que hay que escuchar.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page