top of page

Los engañó: sin programas de precios de garantía ni de agua



Por Omar Garfias

@Omargarfias


Se van a establecer precios de garantía para los productos del campo; nada de que se va a pagar la tonelada de maíz a 3 mil ó 3 mil 500 pesos; no, va a recibir el productor el doble, porque va a haber una compensación a todos los productores de básicos. Andrés Manuel López Obrador. Guasave, Sinaloa. 19 de abril de 2018.

No cumplió. cinco mil 457 no es el doble de tres mil 500.

Aduce el argumento más neoliberal posible: el comportamiento de los mercados internacionales.

El neoliberalismo deja los precios en manos del mercado.

El mercado neoliberal manda, la intervención del gobierno es insignificante.

El neoliberalismo, ese modelo que, dicen Sheinbaum y López Obrador, ya no existe en México.

Declaramos formalmente desde Palacio Nacional el fin de la política neoliberal, aparejada esa política con su política económica. Quedan abolidas las dos cosas: el modelo neoliberal y su política económica de pillaje, antipopular y entreguista: Andrés Manuel López Obrador. 17 de marzo de 2019.

Una intervención del gobierno para garantizar 7 mil pesos por tonelada a cada campesino requiere un esfuerzo extra de 5 mil 400 millones de pesos. Eso es lo que piden quienes tomaron las casetas.

El fraude en SEGALMEX es de 9 mil 500 millones.

La nómina anual de los “servidores de la nación” cuesta 3 mil 129 millones de pesos. En los seis años han recibido más de 18 mil millones. Si los programas sociales llegan directo a la gente, no son necesarios estos intermediarios.

A la cúpula militar se le entregan 29 mil millones de pesos para que tengan una línea aérea, a pesar de que no es su función ni es necesaria, y que tendrá pérdidas estimadas en 2 mil 300 millones en los primeros cinco años de funcionamiento. Pérdidas que cubrirá el gobierno.

La mala planeación en la construcción de Dos Bocas ocasionó un sobreprecio de 106 mil millones de pesos: pasó de costar 47 mil 200 millones a 153 mil 600 millones, y 22 meses después de ser inaugurada, todavía no produce un litro de gasolina.

La mala planeación en la construcción del Tren Maya implicó un sobreprecio de 355 mil millones de pesos; su costo se elevó de 156 mil millones a 511 mil millones.

Pemex Petroquímica no es eficiente: pierde 32 dólares por cada barril que procesa. Sus pérdidas en el sexenio son de 800 mil millones de pesos. El gobierno de López Obrador ha transferido a PEMEX un billón 600 mil millones de pesos y le ha perdonado impuestos por 400 mil millones. Le cubre sus ineficiencias.

El presupuesto disponible del gobierno federal para este año es de 1 billón 800 mil millones.

1'800,000'000,000 de pesos.

Dinero tiene. Hasta lo usan para lo innecesario y para pagar ineficiencias y corruptelas.

Los precios de garantía en granos básicos son una política que garantiza que los ciudadanos tengan acceso a la comida.

La seguridad alimentaria es un principio esencial para que funcione una sociedad.

Que la nación no dependa de otra nación para obtener lo que come.

Los productos más usados por un país deben estar físicamente disponibles a precios que puedan pagar los consumidores.

Además de precios de garantía, los campesinos necesitan programas para aumentar su productividad y tener certidumbre de que no van a perder su inversión ante desastres naturales o económicos.

Investigación, mejora tecnológica, asesoría, seguros, financiamiento, seguridad pública, seguridad social, comercialización, asociación de productores, insumos, infraestructura básica y calidad de vida, son aspectos donde los gobiernos deben invertir para asegurar el desarrollo rural.

El presidente López Obrador redujo el presupuesto para el desarrollo rural.

En 2019, el primer año del gobierno federal de Morena, lo invertido fue 24 mil millones de pesos menos que el año anterior. En 2020, el recorte fue mayor, 44 mil millones menos que en 2018.

En total, esta administración le dedicó 183 mil millones de pesos menos al desarrollo rural.

Mención aparte merece el gran problema que nos agobia: la sequía.

Por falta de agua, la producción estatal de maíz descenderá de 6 millones de toneladas a 3 millones y medio.

Pésima noticia para la seguridad alimentaria.

Ante la sequía, son necesarios programas para hacerle frente y resolver el problema: aprovechando mejor el agua existente, mejorando la infraestructura hidráulica, pavimentando canales y regenerando las cuencas, entre otros.

El presidente López Obrador también redujo el presupuesto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que es la instancia encargada de resolver el problema de la sequía.

La inversión en infraestructura hidráulica bajó de 49 mil millones en 2023, a 35 mil millones en 2024.

El presupuesto total de la Conagua se redujo de 71 mil millones a 62 mil millones.

Nunca se ha aumentado la disponibilidad de agua disminuyendo la inversión para resolver la sequía.

El campo no es un problema; el campo es la solución a los problemas de alimentación y de desarrollo económico.

Cuando al campo sinaloense le va mal, a todo Sinaloa nos va mal.

El INEGI acaba de informar cómo fue la actividad económica estatal comparando el último trimestre de 2023 con el último trimestre de 2022.

Reportó que la agricultura, pesca y ganadería se han reducido en una tercera parte, 36 por ciento menos.

Eso tuvo otra consecuencia muy grave: la actividad económica total de Sinaloa bajó en lugar de crecer. Caímos 4.6 por ciento

Fuimos la peor economía estatal de todo el país; estamos en el fondo.

El pago justo del maíz es importantísimo para la vivienda, educación, salud y alimentación de las familias campesinas.

El pago justo es fundamental para la economía sinaloense, para dejar de hundirnos.

El pago justo es esencial para la seguridad alimentaria de México.

¡Siete mil pesos por tonelada!

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page