top of page

Mujeres que por siempre estarán...


Por Mayra Núñez P.

En la historia del mundo del arte han existido numerosos casos de misoginia. Hay una gran cantidad de nombres de mujeres pintoras, escritoras y científicas que, en diferentes épocas de la historia, alcanzaron fama y reconocimiento público y que posteriormente fue silenciado... y peor aún, obras que fueron adjudicadas a hombres por no aceptar que fueron hechas por mujeres.

Han existido artistas que se salen de lo que establece el sistema y expresan sus ideas a través de sus obras o propuestas artísticas, aunque vayan en contra, y entonces “tocan al mundo”.

Es el caso de Sor Juana Inés de la Cruz, cuya vida estuvo llena de libros, estudio, envidias e impedimentos en la vida conventual que se oponían a sus sueños por ser mujer, siendo la cultura en esa época terriblemente masculina.

Fue acusada de sospecha de herejía, desacato y de actividades incompatibles con su estado monacal. sin embargo, se lee que la verdadera finalidad era esconder su gran talento y conocimiento.



Gracias al apoyo de la Virreina María Luisa Manrique de Lara, sus obras se publicaron y vendieron en España, donde durante varios años fueron auténticos best-sellers.

La pintora italiana Artemisa Gentileschi, a través de su obra, no solo mostró su belleza, sino también transmitió la angustia y el dolor de su propia vida, del que fue objeto por la violación de su maestro, a quien tuvo la valentía de denunciar en esa época y pasar todas las pruebas que le impusieron para demostrar que decía la verdad.



Recordemos también los derechos que han buscado las mujeres indígenas, como el de decidir el número de hijos que desean tener y cuidar.

El derecho a participar, con voz y voto, en asuntos de la comunidad y ocupar cargos si son elegidas.

Las mujeres y sus hijos tienen el derecho de la atención en la educación escolar, en la salud y alimentación.

Actualmente, gracias a la inmediatez de la información, se ha propiciado que actos como el acoso sean denunciados en redes sociales y salgan a la luz. Ahora las mujeres salen cada día más, vencen los miedos sociales, denuncian y tienen voz.

Sin embargo, hay ciertos sectores de la sociedad a los que no les interesa el respeto y los derechos de las mujeres y han intentado demeritarlos. Por eso han dejado que las marchas y protestas sean cosa de mujeres y para mujeres, y tratan de restarles importancia.

Gracias al impulso y a la fuerza de mujeres valientes y comprometidas que han alzado la voz y apuntado a un solo objetivo, al respeto, al derecho y al reconocimiento, las mujeres ya no somos invisibles.

En el mundo hay muchas mujeres dignas de reconocer por su gran trabajo, desde diferentes frentes, como Elvia Carrillo.



Prof. Mayra Nuñez P.

YouTube: Mayra Gallery Art

115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page