top of page

Sanciona la CITES a México por incumplir la protección a la vaquita marina



La Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) prohíbe desde el 27 de marzo el comercio de y con México de tres mil 148 especies de flora y fauna por incumplir el plan de evitar la pesca ilegal de totoaba.

La Secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), ordenó suspender de forma inmediata “todo el comercio” de y con México de cualquier especie —ya sea de flora o fauna—, ya que el plan para impedir la pesca ilegal de la totoaba y proteger a la vaquita marina “no fue adecuado”, publica Andrés Becerril en el diario Excélsior. Con esta medida, se cancela el comercio de 3 mil 148 especies, 2 mil 513 de flora y 635 animales, registrada por la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio) ante la CITES, “por lo que se sugiere realizar un análisis de la afectación económica y repercusiones sociales que estas sanciones tendrán para las comunidades afectadas”, señala el oficio DGTG-01142 la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), del 23 de marzo de 2023. En el oficio de la Cancillería, enviado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y del cual Excélsior tiene copia, se informa que la notificación se hará pública el próximo 27 de marzo, “fecha en que entrará en vigor la recomendación de suspender todo el comercio con México de las especies incluidas en los apéndices de la CITES”. La CITES tiene tres apéndices, que representan igual número de niveles de potenciales comercializaciones de las especies; México tiene inscritas 134 en la número 1; 2 mil 994 en la 2 y 20 en el apéndice 3. La imposibilidad de frenar la pesca ilegal de la totoaba está íntimamente relacionada con el crimen organizado, que desde hace año opera directamente esta pesca. La totoaba es un pez endémico del Golfo de California que llega a medir hasta dos metros de largo; su vejiga natatoria, conocida como buche, es cotizada en China, donde consideran que tiene propiedades especiales. Un buche puede llegar a venderse en más de mil dólares y esto hace que los pescadores se arriesguen a buscar las totoabas. Las redes que se usan para su pesca tienen hoyos en los que la cabeza de la vaquita marina queda atrapada hasta que muere. Giselle Fernández Ludlow, encargada de la Dirección General para temas globales de la SRE firma el documento dirigido a Miguel Ángel Zerón Cid titular de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales de la Semarnat, en el cual le hace una relatoría, con la leyenda “PRIORITARIO” (en mayúsculas), de los hechos sobre la reunión de la CITES. Menciona que se trata de la respuesta de la CITES al Plan de Acción del Gobierno de México para prevenir la pesca, el comercio ilegal de totoaba, sus partes y/o derivados, en protección a la vaquita marina para el cumplimiento en relación con la totoaba (Totoaba macdonaldi), presentado por México, el pasado 27 de febrero. Al respecto —sigue la carta de la SRE—, se informa que esta Dirección General recibió el día de hoy por parte de la Misión Permanente de México ante los Organismos Internacionales una carta que contiene la decisión de la Secretaría General de la CITES la cual expresa la suspensión inmediata de todo el comercio de las especies bajo los anexos de la Convención, en virtud de que el Plan de Acción presentado por México antes de la fecha límite fue evaluado como no adecuado. Lo anterior fue notificado durante la visita realizada el día de hoy, 23 de marzo de 2023, por la Secretaria General de la CITES, Ivonne Higuero, acompañada del Jefe de la Unidad legal y el Jefe de la Unidad de Cumplimiento a las instalaciones de la Misión Permanente de México, en Ginebra, Suiza”. La CITES, a la que México pertenece desde 1991, es un acuerdo internacional concertado entre los gobiernos. Tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituye una amenaza para la supervivencia de las especies. En el oficio de la SRE a la Semarnat se le informa que su misión le hizo saber a la secretaria Higuero que es la primera ocasión que México está inmerso en un proceso de cumplimiento bajo la regulación de la CITES; se le mencionó que a pesar de que sólo se otorgaron tres meses para la entrega del Plan de Acción, México involucró a 14 instituciones al más alto nivel para elaborar el Plan y monitorear su cumplimiento, expresando así que resulta inaceptable la percepción de que exista falta de coordinación de autoridades en nuestro país. En el intercambio de comentarios la Misión (de México) también (se) expresó el gran desconcierto de México por la noticia, en virtud de que se ofreció una reunión presencial para el seguimiento en la evaluación del Plan de Acción que pudo haberse sostenido antes de tomarse la decisión de suspender el comercio a México”. Según el oficio de la Cancillería, Higuero dijo “que el Plan fue entregado el 27 de febrero y no había margen alguno para llevar a cabo dicho proceso en un solo día, toda vez que el mandato de la Subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos Dirección General para Temas Globales Comité Permanente es estricto y después del 28 no podía haber realizado ninguna acción o dar un trato diferente a México respecto al que se da a otras partes”. México solicitó a la CITES otorgar una fecha para recibir a las autoridades nacionales y cubrir los requisitos que a consideración de la CITES se omiten en el Plan de Acción a fin de levantar la suspensión de manera inmediata. En la relatoría a la Semarnat, la SRE informa que Higuera envió una carta que textualmente señala: La Secretaría ha llevado a cabo una amplia consulta interna con el personal pertinente en relación con el plan final presentado por México a fin de garantizar una evaluación exhaustiva, tomando nota de los esfuerzos que México ha realizado y considerando cuidadosamente el mandato asignado a la Secretaría por el Comité Permanente. Lamento profundamente tener que informarle que hemos llegado a la conclusión de que el plan no es adecuado”. Por esta razón, la Cancillería señaló que México deberá presentar un Plan de Acción para el cumplimiento que deberá ser evaluado como adecuado por la Secretaría. Para ello habrá que atender los criterios establecidos por el Comité Permanente en la Recomendación; además de hacer hincapié en calendarios claros para la aplicación y consecución de las diferentes etapas del plan, a fin de que la Secretaría haga un monitoreo de la aplicación del Plan tal como se prevé en las Recomendaciones acordadas por el Comité Permanente. Higuero informó a la misión mexicana que en algunos casos, cuando las reacciones de los países suspendidos son rápidas y precisas, la suspensión del comercio puede levantarse en dos o tres semanas y la CITES brindará todo su apoyo. La Misión —señala el oficio de la Cancillería—, indicó la importancia de la intervención de la CITES para involucrar a otras partes, principalmente sobre las actividades de las que depende el cumplimiento de ciertas acciones del Plan, como es el caso de la activación del Grupo Trilateral, la realización del estudio y el financiamiento de ciertas actividades”. México había ofrecido a la comunidad internacional seguir estas acciones:

  • Compromiso real y efectivo de las autoridades pesqueras para eliminar las redes de enmalle en la región y la colocación de dispositivos de geolocalización satelital en las embarcaciones menores.

  • Redoblar las acciones para que no haya presencia de embarcaciones dentro de la Zona de Tolerancia Cero de la Vaquita Marina (ZTC), y su área de refugio.

  • Uso permanente del radar “Rinus”, que permite conocer y saber en tiempo real quienes se acercan a la ZTC.

  • “Sembrado” de bloques de concreto con ganchos de acero en el fondo marino que atora las redes ilegales y que busca desincentivar la pesca en el sitio con mayor presencia de vaquita marina.

  • “Operativos reales”, con valor, estrategia e inteligencia, así como el uso de la fuerza pública para obtener resultados positivos.

  • Vigilancia de puertos, aeropuertos y fronteras para evitar el tráfico ilegal de vejiga natatoria o buche de totoaba.

  • Se retomará la inspección y vigilancia del Golfo de Santa Clara.

  • Se trabajará con el Congreso para elaborar reformas en materia ambiental que incluyan sanciones económicas más severas contra totoaberos.


Reacción de la Semarnat

En el comunicado de prensa Núm. 24/2023, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), emitido en la Ciudad de México el 25 de marzo, la dependencia informa que ante la resolución de la Secretaría General de la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), respecto a que no considera adecuado el Plan de Acción para el combate al tráfico ilícito de totoaba, presentado por México el pasado 27 de febrero, el Gobierno de México informa que aunque considera un trato inequitativo hacia nuestro país al no tomar en cuenta el esfuerzo exhaustivo y las múltiples acciones que se han realizado, está en la disposición de discutir las observaciones y solventarlas de manera satisfactoria.

Por ello, en reunión extraordinaria del Grupo Intragubernamental sobre la Sustentabilidad en el Alto Golfo de California (GIS) se acordó la integración de una delegación de autoridades mexicanas para que asista el próximo lunes a Ginebra, Suiza, para sostener un encuentro con representantes de la CITES para revisar el trabajo realizado y las observaciones solicitadas.

Aún cuando la Secretaría General de CITES reconoce el compromiso de México, considera que carece de los elementos necesarios para el correcto seguimiento, por lo que emite una recomendación a los países miembros para suspender todo el comercio con México de especies incluidas en sus Apéndices, la cual permanecerá en vigor hasta que reciba un Plan de Acción que considere adecuado.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page