top of page

Se estancan las negociaciones sobre el Fondo de Pérdidas y Daños



+ Países desarrollados presionan para que el Fondo se aloje en el Banco Mundial


Las negociaciones de los países en la cuarta y última reunión del Comité de Transición de las Naciones Unidas sobre Pérdidas y Daños, celebrada en Asuán, Egipto, se estancaron por diferencias clave sobre la ubicación del Fondo.

Al Comité de Transición encargado de diseñar el nuevo Fondo de Pérdidas y Daños sólo le queda un día para concluir formalmente las conversaciones. Los países siguen divergentes sobre cuestiones fundamentales para poner en funcionamiento el fondo de pérdidas y daños, que incluyen cuestiones relacionadas con la ubicación, los acuerdos de gobernanza, las fuentes de financiamiento y cuestiones de elegibilidad, entre otros.

Los países desarrollados, encabezados por los Estados Unidos, han insistido en que el nuevo Fondo debería establecerse en el Banco Mundial como un Fondo Intermediario Financiero (FIF) alojado. Según tal acuerdo, el Banco Mundial establecería la Secretaría y proporcionaría servicios de Secretaría relacionados para el nuevo fondo, a cambio de una tarifa y tras la conclusión de un acuerdo negociado.

Dado el endurecimiento de las directrices en los últimos años (2019 y 2022), el Fondo de Pérdidas y Daños operaría bajo acuerdos diferentes a los del Fondo de Adaptación y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), lo cual ha generado serias preocupaciones sobre el acceso restringido y la independencia legal, la flexibilidad y el poder de toma de decisiones del nuevo fondo. El Embajador Pedro L. Pedroso Cuesta, Presidente del Grupo de los 77 y China, informó a los medios de comunicación sobre la situación, la posición unida adoptada por los países en desarrollo y los desafíos para encontrar una solución. camino a seguir.

Expresó su preocupación por la incapacidad de un fondo del Banco Mundial para brindar independencia jurídica, personalidad jurídica, responsabilidad ante los procesos de la Conferencia de las Partes (COP) y la CMA, y responder con rapidez a eventos de emergencia.

Reacción de los defensores de la sociedad civil tras el debate en Egipto:


Harjeet Singh

Jefe de Estrategia Política Global

Red Internacional de Acción Climática "Durante esta reunión crítica sobre el financiación de pérdidas y daños, es alarmante ver a los países ricos maniobrar astutamente para reducir significativamente el alcance del nuevo Fondo de Pérdidas y Daños. Esta medida deja de lado a cientos de millones de personas vulnerables en todo el mundo. Mientras afirman dar prioridad a los pequeños estados insulares y los países menos desarrollados, estas naciones pretenden fracturar la unidad de los países en desarrollo.

"Además, la presión para que el Banco Mundial participe como anfitrión del Fondo de Pérdidas y Daños -una entidad notoria por exacerbar las crisis y perpetuar la desigualdad global- es absolutamente inapropiada. Su historial de priorizar a los accionistas sobre los privados de sus derechos es revelador. Las naciones ricas deben afrontar su inacción de larga data y reconocer su importante papel en la actual crisis climática. El mundo está observando y la historia recordará a quienes obstruyen el progreso".

Brandon Wu

Director de Políticas y Campañas

ActionAid USA: “Es indignante que Estados Unidos y otros países desarrollados insistan en que el Fondo para Pérdidas y Daños se aloje dentro del Banco Mundial, en lugar de establecerse como una entidad independiente. Poner el Fondo en el Banco Mundial parece una forma cínica de hacer que el Fondo sea más aceptable para los intereses estadounidenses en lugar de garantizar que esté diseñado para servir a las comunidades afectadas en los países en desarrollo.

“Hay muchas razones por las que el Banco Mundial no es opción como anfitrión del Fondo para Pérdidas y Daños. El Fondo de Capacitación y Desarrollo debe tener acceso directo, una gobernanza equitativa, estar basado íntegramente en subvenciones y ser innovador y adecuado para su propósito. El Banco Mundial presentaría obstáculos importantes para todo esto. Hacemos un llamado a Estados Unidos para que deje de insistir en el Banco Mundial y garantice que el Fondo de Capacitación y Desarrollo se diseñe principalmente teniendo en cuenta las necesidades de los países receptores, no las de los contribuyentes”.

Lien Vandamme

Activista principal

Centro de Derecho Ambiental Internacional: "Estados Unidos y otras naciones ricas persisten en retrasar la justicia para las comunidades que sufren las consecuencias de los impactos climáticos. Es inaceptable. Las personas cuyos derechos humanos han sido violados debido a la crisis climática tienen derecho a recibir reparación sin más demoras. Si bien las naciones ricas profesan el compromiso de garantizar que los fondos lleguen a los más vulnerables, siguen siendo palabras huecas. Siguen presentando propuestas injustas para la gobernanza y la estructura del fondo y postergando la adopción de medidas concretas para abordar las pérdidas.

Los daños climáticos que presenciamos ahora son resultado de esta dilación a lo largo de las tres décadas de historia de negociaciones climáticas y los países desarrollados deben poner fin a estas tácticas ahora". Liane Schalatek

Directora asociada

Fundación Heinrich Böll

Washington, D. C. “El nuevo Fondo para Pérdidas y Daños no debería estar alojado en el Banco Mundial. Esto es un claro intento de los países desarrollados, especialmente Estados Unidos, con acciones mayoritarias y dominio de voto en la Junta del Banco Mundial, de reafirmar esa mentalidad accionista en el nuevo fondo. Necesitamos una ruptura clara con los viejos entornos institucionales y mentalidades de los donantes para crear un nuevo enfoque de financiamiento basado en la equidad y la justicia climática y que dé prioridad a los derechos humanos y las necesidades de los afectados en todos los países en desarrollo.

Un fondo patrocinado por el Banco Mundial no puede garantizar el acceso directo y el apoyo a las comunidades que se han vuelto vulnerables a pérdidas y daños masivos que ya están ocurriendo por la inacción de los países ricos para cumplir con sus obligaciones al tomar medidas de acciones climáticas ambiciosas, incluido el suministro de apoyo financiero adecuado para la mitigación y la adaptación, durante las últimas tres décadas.

Esta es nuestra única oportunidad para lograr que el nuevo Fondo de Pérdidas y Daños sea adecuado para que pueda resistir la prueba del tiempo y evolucionar y crecer. Un fondo patrocinado por el Banco Mundial, debido a la función de supervisión continua de la Junta del Banco Mundial de los cambios necesarios, inhibe la flexibilidad y no permitirá esto”.

Isatis M. Cintrón Rodríguez

Directora Climate Trace "Nos enfrentamos a una de las mayores oportunidades para establecer un fondo equipado para brindar justicia climática a los más vulnerables, un fondo para salvar vidas. Nuestras comunidades merecen justicia, no tenemos tiempo para equivocarnos. Los países en desarrollo han dejado muy claro que un fondo patrocinado por el Banco Mundial no es compatible con esta visión ni permite requisitos compartidos de gobernanza, velocidad y acceso directo.

Necesitamos construir algo nuevo, que rompa viejos paradigmas y cree un paisaje que brinde justicia climática y remedie un problema que no causamos. En 2017, Puerto Rico perdió 4.596 vidas y experimentó daños por 100 mil millones de dólares en un solo evento: el huracán María. La estructura de un fondo del Banco Mundial haría imposible que las comunidades locales tuvieran acceso directo a los fondos. No podemos dar la espalda a ningún grupo que haya sido impactado por legados de extracción y colonización. Este es el momento de la innovación y las decisiones audaces de nuestros líderes".

Lidy Nacpil

Movimiento de los Pueblos Asiáticos sobre Deuda y Desarrollo

Campaña Global Exige Justicia Climática "Los movimientos en el Sur Global exigen reparaciones y luchan duramente por un Fondo de Pérdidas y Daños independiente, gobernado democráticamente, que responda urgentemente a las necesidades de nuestra gente y comunidades. Estados Unidos y sus aliados tratan de cooptar todo esto, entregando el control total del Fondo al Banco Mundial, una institución con un mal historial en la financiamiento de combustibles fósiles y que ha implementado programas de deuda durante décadas en nuestros países. ¡Esto es inaceptable!

Tener un Fondo de Pérdidas y Daños liderado por el BM no beneficiará al Sur Global y sólo permitirá a los gobiernos de los países ricos evitar sus obligaciones con los países en desarrollo".

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page