top of page

Vienen decisiones difíciles para alcanzar la meta del Acuerdo de París, advierte Espinosa



El mundo necesita urgentemente intervenciones y decisiones a nivel político en materia de mitigación, adaptación, pérdidas y daños, financiamiento y medios de implementación, para lograr un paquete equilibrado en el combate al cambio climático y en el cumplimiento del Acuerdo de París.

Hacerlo enviará un mensaje claro de que vamos en la dirección correcta, porque el mundo tendrá una pregunta en Sharm El-Sheikh: ¿qué progreso has hecho desde Glasgow? Patricia Espinosa, secretaria de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), afirmó lo anterior durante la que prácticamente fue su despedida de la organización, durante la reunión del Órgano Subsidiario que se realiza en Bonn, Alemania, preparatoria de la Conferencia de las Partes 27 (COP27), en Egipto.

Saben, dijo a los delegados, que si bien las naciones se comprometieron a cumplir el objetivo de 1.5 grados Celsius, ese compromiso implicó una acción acelerada y una mayor ambición climática, por lo cual "no es aceptable decir que estamos en tiempos difíciles, que lo estamos, porque el cambio climático no es una agenda que podamos retrasar". Necesitamos decisiones y acciones ahora y corresponde a todas las naciones avanzar aquí, en Bonn, durante las próximas dos semanas, y debemos entender que el cambio climático avanza exponencialmente, por lo cual ya no podemos darnos el lujo de movernos gradualmente; ya no podemos darnos el lujo de hacer sólo un progreso incremental; debemos hacer avanzar estas negociaciones más rápidamente. El mundo lo espera. La funcionaria principal del cambio climático en la ONU hizo algunos comentarios sobre los temas principales de la conferencia.

Mitigación.- Estamos lejos de donde la ciencia nos dice que debemos estar para lograr el objetivo de 1.5 grados Celsius, y eso significa que se deben tomar decisiones muy difíciles, que deben reflejarse en las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) y Planes a Largo Plazo cada vez más ambiciosos. En Glasgow, las Partes reconocieron que el ciclo de cinco años no es suficiente para ponernos en el camino donde debemos estar para lograr la meta de 1.5 grados centígrados. Adaptación.- Las voces de los países más vulnerables muestran por qué es imperativo identificar y apoyar acciones acordes a la magnitud del problema. Eso es lo que realmente significa definir el objetivo mundial de adaptación. Y la controvertida cuestión de las pérdidas y los daños debe abordarse de forma constructiva y con visión de futuro. Financiamiento y medios de ejecución.- Todavía hay esperanza de que se cumplirá la promesa de recaudar 100 mil millones de dólares. Y más allá de los llamados a un aumento sustancial del financiamiento climático y, en particular, del financiamiento para la adaptación, una y otra vez la falta de recursos aparece como el principal obstáculo para la acción climática colectiva, el desarrollo de capacidades, la transferencia de tecnología o la consolidación de la mejora. marco de transparencia.

Espinosa reafirmó a los delegados que "necesitamos sus planes políticos, decisiones y acciones ahora... Necesitamos ver progreso aquí, en Bonn, si queremos tener éxito en noviembre"." Sé que ninguno de estos temas es fácil, especialmente ahora y en el contexto de nuestra situación geopolítica actual; todos sabemos que el mundo de la COP27 no se parecerá en nada al de la COP26, ya que es acosado por conflictos, crisis energética, alimentaria y económica… y la pandemia global, que sigue con nosotros. Hizo un llamado especial, en estos tiempos difíciles y desafiantes, para que no pierdan la esperanza, no pierdan el enfoque, y utilicen sus esfuerzos unidos contra el cambio climático como el último acto de unidad entre las naciones. "No debemos ceder a la desesperación. Tenemos que seguir avanzando". Pidió seguir apoyando el multilateralismo, a la ONU Cambio Climático y seguir trabajando juntos para abordar el cambio climático y continuar creyendo en el proceso, que continuará "aunque mi tiempo al servicio del proceso desde la Secretaría ha llegado a su fin. Haré todo lo que pueda para contribuir, como ciudadano privado, a mejorar nuestra comprensión, impulsar la acción y a mejorar nuestras posibilidades de éxito sobre el clima.

La trayectoria de Patricia Espinosa

Espinosa recordó en Bonn que hace seis años, "cuando acepté el cargo de secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, entré en esta sala con Christiana Figueres, quien me ofreció la oportunidad de dirigirles unas palabras. Cuando acepté ese cargo, supe que sería la culminación de mi carrera como diplomática, embajadora y ministra". Fue un honor increíble dirigir la organización que coordina los esfuerzos internacionales para abordar el mayor desafío de la humanidad y trabajar para ayudar a fortalecer el multilateralismo.

Si bien era nueva en el puesto, no era ajena al proceso. Ya me había desempeñado como presidente de la COP, entendía la urgencia del desafío y había apoyado una acción más fuerte en mis responsabilidades diplomáticas. Sabía que a medida que se desvanecía el resplandor de la adopción del Acuerdo de París y se establecía la necesidad de su implementación, las preguntas difíciles debían responderse, y debía hacerse rápidamente. Adicional a esto fue la incertidumbre en torno al trabajo de la Secretaría. ¿Cuál iba a ser su papel en un entorno posterior a París? ¿Un órgano de tratado? ¿O una Parte que coordina los esfuerzos para lograr los objetivos del Acuerdo de París? Para mí era claro: teníamos un papel de apoyo, de coordinación, pero también de liderazgo en el logro de una acción colectiva decisiva y equitativa; sabía que ONU Cambio Climático era el mejor situado para facilitar este trabajo, el único con el mandato para hacerlo, y comencé a centrar los esfuerzos en esa dirección. El trabajo apenas iniciaba cuando el primero de varios desafíos sin precedentes comenzó a afectar el proceso, desafíos que amenazarían la existencia misma de la organización. En junio de 2017, Estados Unidos anunció que se retiraría del Acuerdo de París. Todos recordamos cuán decepcionante fue y las especulaciones que siguieron. ¿Le seguirían otras Partes? ¿Se desmoronaría el proceso? El proceso se mantuvo firme. Comenzamos a discutir con otras Partes, que reafirmaron rápida y públicamente su compromiso con el Acuerdo de París y, con el tiempo, los Estados Unidos regresaron. Eran aguas muy difíciles de navegar desde el principio. Ese año también hubo buenas noticias. El proceso abrió nuevos caminos cuando Fiji, una pequeña nación insular, presidió la COP23 gracias a un acuerdo innovador con el país anfitrión, Alemania. Katowice también logró un progreso significativo para hacer el Acuerdo de París completamente operativo.

Poco después me enteré de una noticia personal muy angustiante: fui diagnosticada con cáncer. Casi todos conocemos a alguien que tiene cáncer o ha pasado por él. Tal vez estés lidiando con eso ahora mismo. Si es así, sabes lo impactante que es recibir la noticia primero. Cada uno lo enfrenta a su manera. Mi elección fue continuar trabajando, tanto como pude, durante este tiempo... Quiero agradecerles su apoyo durante ese período extremadamente difícil. Afortunadamente, ahora estoy en remisión. La siguiente gran ola llegó cuando nos enteramos de que la COP25 ya no podía realizarse en Chile. Necesitábamos mantener las fechas originales o perderíamos impulso y tiempo. Simplemente, no podíamos permitirlo. Siempre estaré agradecida con España por dar un paso al frente de inmediato para albergar la COP, aunque sólo teníamos unas pocas semanas para enfrentar ese increíble desafío logístico. Con su ayuda y con la dedicación e ingenio del personal en ONU Cambio Climático, lo logramos. Justo después de la COP 25, la pandemia golpeó al mundo entero y a nuestro proceso. Los primeros días fueron de incertidumbre, de no saber qué esperar ni cómo reaccionar. Lo que sí sabía era que el cambio climático no se detenía por una pandemia. Teníamos que adaptarnos, innovar, tomar decisiones difíciles, encontrar soluciones, lidiar con la nueva tecnología y mantener el proceso en marcha. Estoy orgullosa de lo que logramos, porque el proceso se mantuvo y continuamos las discusiones climáticas, realizamos eventos en línea, diálogos, cumbres y mantuvimos el proceso en marcha. Este compromiso y colaboración permitieron el éxito en la COP26 y el Pacto Climático de Glasgow resultante fue un logro muy significativo, en especial cuando pensamos en todo lo que se interpuso en el camino.

Siempre enfrentaremos desafíos en nuestra vida personal y laboral, pero también en los de nuestras naciones y de la comunidad internacional; siempre parecerán casi imposibles de superar.... y no los superaremos todos, pero mirando hacia atrás en el proceso, queda una lección muy clara: si todos hacemos lo que podemos y trabajamos juntos, podemos superar cualquier desafío. La clave es apoyarnos unos a otros. La prueba está en los resultados. El régimen internacional de cambio climático disfruta de una membresía casi universal. Completamos el Programa de Trabajo del Acuerdo de París, que proporciona un conjunto claro y consensuado de tareas para convertir los compromisos en acciones. Nos unimos y organizamos la COP25 en Madrid, a pesar de que nos apremiaba la fecha límite. Impulsamos nuestro papel con las partes interesadas y el espacio de acción climática global, que creció significativamente, un gran logro porque sabemos que los gobiernos por sí solos no pueden resolver la crisis climática. Después de Glasgow, las pautas para la implementación total quedaron establecidas y las naciones tienen todo lo que necesitan para implementar e impulsar la acción climática. Es un trabajo importante que logramos juntos, con colaboración. Patricia Espinosa también agradeció a los observadores no gubernamentales y a las partes interesadas que no son Partes. "Cada uno de ustedes tiene una voz. Más que una fuente de inspiración, son una fuente de soluciones. Insto a las Partes a hacer todo lo posible para garantizar que ustedes sean verdaderos participantes plenos en el proceso". El cambio climático permanecerá cerca de mi corazón. Y continuaré brindando mi experiencia y mi pasión a los problemas del cambio climático, concluyó la funcionaria de la ONU Cambio Climático.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page