top of page

Alcanza junio altas temperaturas "fuera de serie"... y julio amenaza ser peor


Las temperaturas globales siguen en aumento de manera alarmante.

Captura de pantalla de un vídeo de la OMM.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que el mes de junio fue el más caluroso desde que se llevan registros, con temperaturas superficiales del mar sin precedentes y una disminución récord del hielo marino antártico.

Junio ​​de 2023 quedará en los anales de la historia al marcar 0,5 °C por encima del promedio del periodo 1991-2020, y superar el anterior récord —junio de 2019—, según el Servicio de Cambio Climático de Copernicus de la Unión Europea, que colabora con la OMM.

La agencia meteorológica de la ONU citó cambios de gran alcance en el sistema de la Tierra como resultado del cambio climático inducido por el hombre, y afirmó que las temperaturas de la superficie del mar en el Atlántico Norte alcanzan niveles “fuera de serie”.

El calor batió otra marca el 4 de julio, cuando el promedio mundial de temperatura fue de 17,03 °C.


"El Niño" agudiza el calor

Chris Hewitt, director de Servicios Climáticos de la OMM, explicó que el calor excepcional de junio y principios de julio se produjo al comienzo del desarrollo de "El Niño", y alertó que se espera que “alimente aún más el calor, tanto en la tierra como en los océanos, y conduzca a temperaturas más extremas y olas de calor marinas”.

“Estamos en un territorio desconocido y podemos esperar que caigan más marcas, a medida que "El Niño" se desarrolle más, y estos impactos se extenderán hasta 2024. Es preocupante para el planeta”, dijo Hewitt.

El científico agregó que las temperaturas globales de la superficie del mar alcanzaron niveles récord en mayo y junio, lo que tendrá un impacto en la distribución de las pesquerías y la circulación oceánica en general, con efectos colaterales en el clima.

“No es sólo la temperatura de la superficie, sino que todo el océano se está calentando y absorbiendo una energía que permanecerá ahí cientos de años. La alarma debe sonar especialmente fuerte debido a las temperaturas de la superficie del mar sin precedentes en el Atlántico Norte”, subrayó.

Detalló que Irlanda, el Reino Unidos y el Mar Báltico registraron olas de calor marino extremo.

El calor en el Atlántico Norte es causado por una combinación de circulación anómala a corto plazo en la atmósfera y cambios a largo plazo en el océano y no está ligado a "El Niño", que se desarrolla en el Pacífico tropical.

La OMM destacó igualmente que en junio el hielo marino antártico llegó a su nivel más bajo desde que comenzaron las observaciones satelitales, un 17 por ciento abajo del promedio, con lo cual rompió la marca anterior de junio por un margen sustancial.

A lo largo del mes, la extensión diaria del hielo marino antártico se mantuvo en valores bajos sin precedentes para la época del año.


Incendios y sequía

En gran parte de América del Norte, junio fue más seco que el promedio, propiciando incendios forestales graves.

Asimismo, fue el sexto mes del año más seco en Rusia, el Cuerno de África, la mayor parte del sur de África, América del Sur y algunas regiones de Australia.

En contraste, fue más húmedo que el promedio en la mayor parte del sur de Europa, el oeste de Islandia y el noroeste de Rusia, con fuertes precipitaciones que provocaron inundaciones.

Se establecieron condiciones más secas que el promedio en una gran franja de oeste a este en Europa central y oriental y Escandinavia, así como en la costa occidental del Mar Negro.

Las regiones extratropicales más húmedas que el promedio incluyeron el oeste de América del Norte, regiones del suroeste de Asia, Japón, Sudáfrica, Brasil, Chile, Nueva Zelanda y una gran región de Australia; Japón y Pakistán fueron azotados por el tifón Mawar y el ciclón Biparjoy, respectivamente.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page