top of page

Compras irregulares ¿defectos personales o forma de gobierno?



Por Omar Garfias

@Omargarfias


Los datos son oficiales, no son de ningún poder obscuro financiado por el mal.

Son cifras de la plataforma gubernamental CompraNet, que maneja la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sobre las compras del gobierno del presidente López Obrador.

En la página 14 del Plan Nacional de Desarrollo se estableció la promesa de que las adjudicaciones directas quedarían estrictamente prohibidas en el gobierno de Morena.

No pudo haberse prometido algo de una manera más formal, pues el Plan Nacional de Desarrollo es el documento oficial instaurado por ley para regir las acciones oficiales.

La realidad es que en el primer semestre de 2022, 78 de cada 100 contratos fueron asignados mediante adjudicación directa, esto es, sin concursar para buscar mejor precio, calidad o servicio.

Es igual que antes.

Ciento once dependencias han asignado más del 50 por ciento de sus contratos sin concurso abierto.

Hay 192 proveedores que han recibido más de 20 contratos cada año con las mismas dependencias y siempre por adjudicación directa, por lo que nunca han competido en el mercado. En conjunto, han recibido más de 17 mil millones de pesos.

Desde el inicio de la presidencia de López Obrador, más de 260 millones de pesos se han dado a empresas que el SAT ha identificado como “fantasmas”. Tan sólo en 2022 se dieron tres contratos por medicamentos, dos millones de pesos, a una empresa que desde 2018 fue declarada “fantasma”.

Los concursos tampoco han sido claros.

En seis meses del presente año, hubo 9 mil 113 licitaciones públicas en las que la información del concurso se publicó después de que ya se había asignado un ganador. Primero decidieron quién ganaba el contrato y después publicaron la convocatoria. ¡La transparencia fue una simulación!

Hay más de cinco millones de pesos que se entregaron a proveedores que habían sido inhabilitados por violar la ley. Estaba prohibido dar contratos a esas empresas, como sanción a las irregularidades que habían cometido. No respetaron esa prohibición.

La Unidad de Investigación Aplicada de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), ha hecho una revisión seria de la información de CompraNet.

El equipo de MCCI encontró 140 licitaciones realizadas en periodos menores a 15 días. Es decir, la posible trampa fue que abrieron la licitación, pero muy pocos se enteraron o pudieron presentar propuesta.

Estos contratos representan más de 475 millones.

Al tiempo que esta asociación civil compartía sus hallazgos, el gobierno federal informaba que la plataforma CompraNet dejaba de funcionar, por “fallas técnicas”.

No se ha transformado el país, no se ha acabado la corrupción.

La gente que hace trámites lo dice.

La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del INEGI reporta que en 2019, el porcentaje de personas que reportaron ser víctimas de corrupción al momento de realizar un trámite gubernamental, fue 16 por ciento. Una cifra mayor al 12 por ciento que declararon las personas en 2013.

No se han cambiado los procedimientos ni la legislación.

No se terminó de conformar el Sistema Nacional Anticorrupción; no se usa.

Se redujo el presupuesto para la Fiscalía contra la Corrupción

Se ataca permanentemente a las organizaciones que denunciaron corrupción en los gobiernos anteriores y en el actual.

Las compras “sospechosas” ó “irregulares” se dan con demasiada frecuencia para ser hechos aislados.

Las compras “sospechosas” ó “irregulares” implican una gran cantidad de dinero como para ser acciones individuales.

La lucha anticorrupción requiere que los gobiernos tengan contrapesos, que sean vigilados, que se les pueda exigir información y rendición de cuentas, que no tomen las decisiones solos y en la obscuridad.

No nos deben engañar de nuevo.

No se ha transformado nada, no se ha acabado la corrupción

En las sociedades dominadas por la corrupción no triunfan los más trabajadores y los más preparados, sino los amigos de los corruptos.

En las sociedades dominadas por la corrupción, los ciudadanos no recibimos los mejores servicios del gobierno, sino los que entregan sus cómplices.

En las sociedades dominadas por la corrupción, la generación de riqueza está obstaculizada por una economía de cuates.

México no debe ser un país dominado por la corrupción

Se puede combatir efectivamente la corrupción.

Lo primero es darnos cuenta que tenemos un problema.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page