top of page

El aumento de la inseguridad alimentaria amenaza el desarrollo sostenible




El 24 de abril de 2024, la Red Global Contra las Crisis Alimentarias (GNAFC) publicó la nueva edición del Informe Global sobre Crisis Alimentarias (GRFC 2024), elaborado por la Red de Información sobre Seguridad Alimentaria (FSIN), en el que concluye que el número de personas que enfrentan inseguridad alimentaria aguda sigue siendo persistentemente alto, lo que pone en peligro el desarrollo sostenible y los avances logrados en los años anteriores.

La intensificación de los conflictos y la inseguridad, el impacto devastador de los fenómenos meteorológicos extremos provocados principalmente por El Niño y las crisis económicas, como la inflación vertiginosa y la volatilidad de los precios de los alimentos, ensombrecen las perspectivas para 2024.

El informe también presenta crisis que requieren acción inmediata, como Gaza y Sudán.

En 2023, Sudán enfrentó el peor deterioro en términos de cantidad de personas que se vieron empujadas a la inseguridad alimentaria aguda (Fases 3 a 5 de la CIF), mientras que se estimó que casi 600 mil personas se encontraban en catástrofe (Fase 5 de la CIF) entre principios de diciembre de 2023 y a principios de febrero de 2024, lo que la convierte en la crisis alimentaria más grave en la historia del IPC y GRFC.

El informe es elaborado para la Red Global Contra las Crisis Alimentarias (GNAFC) por la Red de Información sobre Seguridad Alimentaria (FSIN) y representa las opiniones de 16 de las principales organizaciones humanitarias y de desarrollo del mundo.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page