top of page

Las "universidades gansito"


¡Qué hay de nuevo… Viejo!


Nos faltan 145

Por Araceli Mendoza

@Arinmaldoza


Las Universidades del Bienestar "Benito Juárez" —pobre Juárez: nunca antes se había utilizado tanto su nombre e investidura de quien fue un niño que se superó—, han defraudado a los jóvenes que buscaban la superación. Estas “universidades” están creando graves problemas, sobre todo en lo fundamental, que es la educación. La juventud vio en esta Institución educativa la posibilidad de lograr un título profesional, y ellos y sus padres —que desde 2016 invirtieron en materiales, pasajes y lo necesario para sus hijos— hoy se ven engañados por la falta de planteles, de mobiliario y, sobre todo, de planes educativos y maestros.

A seis años de distancia, los egresados del primer plantel de esta “universidad” (creada en 2016 por Morena), no han podido obtener su título, ya que la incorporación a la nueva red de 145 universidades creadas por la actual administración no se ha realizado.

Los estudiantes manifiestan que las 145 Universidades para el Bienestar, creadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el país, tienen fallas como falta de instalaciones, aulas, maestros, clases, prácticas profesionales y falta de certeza en los títulos. ¡Qué decepción, cuando se han invertido horas de estudio y sacrificios de tiempo y gastos!

Los estudiantes que creyeron en la 4T proponen un movimiento nacional, sobre todo por la nula respuesta de Raquel Sosa, coordinadora de las “universidades”, quien por si fuera poco, les exigió no protestar y no estar de ociosos, a la par que los amenazó con acallar sus demandas. ¿Acaso es un acto de represión y autoritarismo por parte de Sosa?

En una reunión virtual, los jóvenes plantearon tres propuestas: organizarse en cada sede, armar un pliego petitorio nacional y manifestarse en la Ciudad de México, probablemente en el Senado de la República.

La generación 2019 reclama que no tiene aún protocolo para la titulación. Una estudiante de Enfermería de Tixtla, Guerrero, acusó la inexistencia del edificio, la carencia de maestros y, obviamente, la falta de prácticas profesionales. ¡Un engaño total!

Otro alumno de Venustiano Carranza, Chiapas, afirmó que la “universidad” estuvo cerrada ocho meses por un conflicto entre la organización “Casa del Pueblo” y la coordinación de la escuela. ¿Se imaginan, estimados lectores, cuánto tiempo valioso se perdió para los estudiantes y para el país?

Su reclamo es la necesidad urgente de una educación de calidad. “No pueden mandarnos a la práctica sin tener las bases para ejercer la profesión de la manera en que la sociedad lo demanda”.

Estudiantes de quinto y octavo semestres que, por falta de maestros, sólo asisten a una clase por semana, e incluso había un grupo que ni siquiera iba porque sólo tenía una docente.

Por otro lado, quieren que los egresados se conviertan en profesores para las siguientes generaciones. ¿Cómo, sin instalaciones, sin material, sin prácticas, amenazados, amordazados..?

Una manifestación de estudiantes de la 4T será muy interesante, para dar a conocer que las cosas al vapor no salen bien y que todo el “bienestar” se desmorona como mazapán. Como las cosas improvisadas (todas) de esta administración.

quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page