top of page

Propuestas para tener buenos gobiernos municipales


Por Omar Garfias

@Omargarfias


Sólo el 60 por ciento de los ciudadanos de México y de Sinaloa dice tener servicio público de agua pura y cristalina, según encuesta del INEGI del 2021.

En Nuevo León, esa cifra es del 85 por ciento; esto significa que sí es posible tener dotación de calidad.

El agua se desperdicia en fugas en los sistemas que los abastecen, reporta el 64 por ciento de los mexicanos; el 56 por ciento de los sinaloenses y el 40 por ciento de los guanajuatenses.

Tiene fugas de aguas negras el 28 por ciento de la población de México; el 56 de Sinaloa, el peor dato del país, y el 15 del Estado de México.

No cuentan con alumbrado público adecuado el 50 por ciento de los mexicanos; el 46 de los sinaloenses y el 26 de los hidrocálidos.

No disfrutan de parques públicos limpios y con buena imagen el 28 por ciento de los ciudadanos de México; el 17 de los de Sinaloa y el 7 de los de Nuevo León.

No les recolectan oportunamente la basura al 21 por ciento de los mexicanos; al 23 de los sinaloenses y al 3 de los neoleoneses.

La policía no da sensación de seguridad al 69 por ciento de los pobladores de México; al 67 de Sinaloa y al 44 de Yucatán.

No gozan de calles en buen estado el 84 por ciento de los mexicanos; el 78 de los sinaloenses y el 70 de los guanajuatenses.

No están satisfechos con el tiempo y trato al realizar trámites y pagos de gobierno el 16 por ciento de las personas que viven en México; el 14 de los que radican en Sinaloa y el 9 de los residentes de Chihuahua.

Confían en su ayuntamiento sólo el 47 por ciento de los mexicanos; el 54 de los sinaloenses y el 64 de los nayaritas.

La tasa de prevalencia de corrupción en trámites relacionados con seguridad pública en México y en Sinaloa es de 65 por ciento.

Los malos gobiernos municipales lo son por tres factores: falta de recursos, ineficiencia y corrupción.

Presupuesto suficiente

Sólo tendremos mejores servicios públicos municipales si los ayuntamientos invierten en infraestructura y bienes públicos que sirvan. Para ello se requiere robustecer las finanzas públicas municipales.

Incrementar a 25 por ciento la parte que corresponde a los estados por Recaudación Federal Participable (hoy es el 20). De este modo, se entregarían anualmente 250 mil millones de pesos adicionales a los municipios.

Crear un Fondo Minero para destinar más de 4 mil millones de pesos anuales a las 690 comunidades mineras, en 212 municipios de 24 Estados.

Es necesario descentralizar los recursos públicos; un nuevo federalismo que dé suficiencia a los ayuntamientos para responder el reclamo ciudadano.

Eficiencia administrativa y de gestión pública

Crear capacidades institucionales en los ayuntamientos.

Mejorar las decisiones sobre obra pública con base en una planeación técnica con visión de largo plazo que se establezca en la ley y substituya la improvisación y las ocurrencias.

Destinar el 0.5 por ciento del Impuesto a la Nómina para la contratación, capacitación y el equipamiento de elementos de seguridad pública municipal, supervisados por un Comité Ciudadano.

Impulsar la mejora de la capacidad burocrática y administrativa de los ayuntamientos, en particular la profesionalización de las tesorerías y la modernización de los catastros.

Facilitar la creación de asociaciones entre gobiernos municipales para promover economías de escala que hagan posible recaudar más recursos, proveer de bienes públicos a sus habitantes, tener equipos técnicos más capaces y resolver sus problemas comunes.

Reformar el Servicio Civil de Carrera. Que las plazas de mandos medios y superiores no estén sujetos al amiguismo o a la clientela política, sino a concursos de capacidad y procesos de actualización. Esto permitirá alcanzar el máximo nivel de eficacia en la gestión pública y evitar que el aparato burocrático se utilice para otros fines por los gobernantes.

Crear un portal de servicios públicos en línea, disponible las 24 horas. Usar tecnologías de la información, lo que permitirá construir una relación directa y menos fragmentada entre el gobierno y los ciudadanos, para que éstos reciban servicios de calidad cuando lo necesiten.

Implementar una Ley de Transformación Digital del Estado y detonar la transformación hacia un gobierno digital.

Hacer una estrategia de simplificación para facilitar transacciones y reducir costos a los usuarios.

Hacer una evaluación pormenorizada del número óptimo de servidores públicos que se requieren para ofrecer servicios públicos adecuados.

Aumentar los ingresos de los trabajadores y profesionales del servicio público para que ganen una remuneración justa.

Combate a la corrupción

Lo que más ha funcionado para controlar la corrupción y disminuir la impunidad es construir una ciudadanía informada, participativa y activa y respaldar a las instituciones independientes.

Los contrapesos han cazado a los corruptos.

La ruta es fortalecer a las instituciones de acceso a la información, los síndicos procuradores independientes, así como a las organizaciones ciudadanas de vigilancia y los medios de comunicación.

Apoyar legislativa y políticamente a esos contrapesos que han sido exitosos y que hoy son tan atacados.

En el orden municipal, el ciudadano puede hacer mucho por censurar y castigar a lo intrascendente, ineficaz, ineficiente y corrupto.

En el orden municipal, los funcionarios se quieren reelegir o pasar a otro cargo de elección popular, por citar uno de los aspectos donde la opinión ciudadana pesa.

Es posible tener un mejor gobierno municipal.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page