top of page

Barbieland: la nada maravillosa "vida en plástico" rosa



earthday.org.


Con la llegada de la nueva película de Barbie a los cines, niños y adultos están emocionados por entrar al deslumbrante reino del paraíso plástico, pero la glamorosa Barbielandia refleja una realidad nada fantástica: la implacable dependencia del plástico.

Al igual que el atractivo atemporal de Barbie, el mundo ha estado atraído por el encanto de las ofertas plásticas de conveniencia y bajo costo, con lo cual creó su propia pesadilla sintética. Detrás de la fachada de comodidad y facilidad, el impacto del plástico sobre la sociedad está plagado de desastrosas consecuencias ambientales y sociales.

La producción global sigue en aumento, con más de la mitad de todo el plástico producido en los últimos 13 años. Y cada año se producen más de 500 mil millones de bolsas de plástico, más de un millón por minuto.

Al igual que Barbielandia, el planeta está lleno de plástico por donde miremos.

La producción desenfrenada de plástico tiene graves repercusiones ambientales. Los plásticos de un sólo uso, que representan el 40 por ciento de todo el plástico producido, se usan una vez y se desechan, tras lo cual se depositan en vertederos o llegan a cuerpos de agua y otros entornos naturales.

Como el plástico no es biodegradable, se ha acumulado alrededor nuestro y su acumulación daña los ecosistemas.

Cada año, 8 millones de toneladas de desechos plásticos se van a los cuerpos de agua, lo cual genera daños a los animales que viven ahí y contaminación, ya que se desprenden microplásticos de los desechos, lo que hace insegura al agua.

Más de 700 especies, desde peces hasta mamíferos y aves, se ven afectadas por la contaminación plástica, con pruebas que confirman daños en el hígado y las células, así como alteraciones en los sistemas reproductivos.

Pero la contaminación plástica no solo daña los ecosistemas; también tiene efectos desastrosos en la salud humana.

Primero, la producción de plástico genera emisiones de gases de efecto invernadero, que dañan nuestras vías respiratorias.

En segundo lugar, los desechos plásticos sueltan los productos químicos que contienen, que contaminan los suelos y el agua, por lo que recursos cruciales, como las tierras de cultivo y el agua potable se vuelven tóxicos.

Además, el consumo de plástico se relaciona con graves resultados adversos para la salud, como el cáncer, defectos de nacimiento, inmunidad deteriorada, alteración endocrina, efectos en el desarrollo y la reproducción.

Si bien la película de Barbie tiene fanáticos que miran una "vida en plástico" a través de lentes de color rosa, la realidad es mucho menos "maravillosa", especialmente al considerar las inequidades existentes en las comunidades afectadas por la contaminación plástica.

Las poblaciones marginadas y de bajos ingresos se ven afectadas de manera desproporcionada por la contaminación plástica en cada etapa del ciclo de vida de los productos.

Por si fuera poco, muchos países en el sur global no tienen suficientes sistemas de eliminación de basura, lo que conlleva a una peor contaminación plástica, exacerbada aún más por los países ricos, que llevan sus desechos a esas naciones. La cantidad insondable de desechos que enfrentan las comunidades en el sur global genera entre 400 mil y un millón de muertes al año.

Ciertamente, la película de Barbie defiende la igualdad y la inclusión, pero es imposible desvincular la glorificación del plástico y su relación directa con la degradación ambiental y de la salud.

Para alejar al mundo de nuestro “paraíso” plástico, es necesaria una acción colectiva de gobiernos, industrias y personas. Como individuo, es su responsabilidad hacer los cambios de consumo necesarios para limitar el uso de plásticos.

Manténgase actualizado leyendo cómo acabar con la contaminación plástica y participe en la Gran Limpieza Global que organiza earthday.org, ya que el trabajo individual no es suficiente; firme la petición del Tratado Global de Plásticos y abogue por políticas más fuertes. Juntos podemos hacer del verde el nuevo rosa.

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page