top of page

Be my Valentine!


Por Deborah Buiza

@DeborahBuiza


Después de la serie “Sexo en la Ciudad”, en la película que se hizo de secuencia, Carrie (el personaje principal) trata de sobrellevar la celebración de san Valentín en medio del duelo por el término de la relación de pareja (el novio de toda la vida la deja plantada el día de la boda) y entonces se va a cenar a un restaurant con su mejor amiga, Miranda, quien a su vez también está pasando por un mal momento con su pareja (el esposo le puso el cuerno y se encuentran separados), en ese lugar, con una máxima decoración rojo con blanco y corazones alusiva al día y mientras la camarera supone que son pareja y les ofrece el menú para dos, Miranda le dice “¿no te parece que este año está más celebrado?”, y ella le responde “yo creo que no, más bien, jugamos en el equipo contrario”.

Nosotros, ¿en qué equipo jugamos?

Lejos del origen de la fecha, el rollo comercial y todo lo que gira en torno del mito del “amor romántico”, ¿qué tal si tomamos el próximo San Valentín cómo “pretexto” para darnos el tiempo de revisar nuestras relaciones amorosas? (¿Por qué cuando pensamos en san Valentín y el amor, automáticamente nuestra mente viaja a la pareja?).

Necesitamos abrirnos y mantener presente que el amor se manifiesta de tantas formas que es pertinente destronar al amor de pareja como el vínculo principal y fuente de momentos increíbles que hagan maravillosa nuestra existencia, para colocarlo en una posición un poco más horizontal, a la par de los otros tantos amores:

El amor entre amigas, tan fuerte que son tus hermanas, en las buenas y en las malas. El amor a los amigos, a los compañeros de trabajo, a las mascotas, a los hijos e hijas, a los sobrinos, a los padres, a algunos miembros de la familia, a nuestros tutores o mentores, a la comunidad en la que vivimos, etc.

¿Cómo mejorar nuestros vínculos? ¿Cómo fortalecerlos?

Es 2022 y creo que valdría la pena repensar el amor a la pareja, que puede ser totalmente diferente a lo que nos han establecido y nos han “vendido”, y que a veces tanto daño nos ha hecho. Recordar que somos seres humanos y está en nosotros el vincularnos, pero ciertas experiencias nos han dejado huellas que no permiten que nos relacionemos de la mejor manera, de forma sana, estable, nutritiva y que entonces nos hace falta trabajarnos, conocernos, sanarnos para amarnos más y poder extender este amor a los demás, a nuestro entorno.

¿De dónde aprendimos a amar y cómo lo hemos hecho? ¿Nos ha funcionado?

Necesitamos re aprender a querer, a escuchar, a cuidar, a bien tratar, a tener claro que es cosa de todos los días, no sólo en fechas establecidas, que el amor crece bajo el cuidado diario y que implica la inversión de nuestra energía y recursos. Amar también implica decidir a quién amar y cómo hacerlo.

¿Qué tal si a todos nuestros amores, incluyéndonos (por aquello del amor propio) los llevamos a lugares bonitos o les preparamos cosas deliciosas; nos “producimos” y nos ponemos guapos más a menudo?

¿Qué tal que subimos de nivel nuestras experiencias y buscamos darle el efecto “¡wow!” o un poco más de glamour (a veces no se necesita mucho, pero sí estar al pendiente y cuidado de los pequeños detalles)?

¿Qué tal si (nos) obsequiamos cosas que de verdad gustan, significativas o que nos recuerden (y a ellos también) lo importantes que son para nosotros?

¿Qué tal si preparamos días con actividades especiales en los que el invitado de honor sea la gente que es especial para nosotros… cualquier día?

El amor es buen trato y cuidado; el amor es revolucionario, y para cuidar de nuestros vínculos no necesitamos el pretexto de una fecha, y sí nos requiere presencia, empatía y conocimiento de uno mismo y de los otros de manera cotidiana.

Te propongo preguntarte ¿cómo le demuestras a quienes quieres lo importante que son para ti? ¿Cómo los cuidas? ¿Cómo te demuestras lo mucho que te quieres? ¿Cómo cuidas de ti?

Cualquier día puede ser San Valentín. Y tú ¿cómo puedes mejorar tu experiencia amorosa?

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page