top of page

Es tiempo de hacer las cosas de manera diferente: COP27

+ Los líderes deben cumplir las promesas que hicieron en Glasgow

Simon Stiell, jefe de la CMNUCC, hablando en la inauguración oficial de la COP27

Momoko Sato/ UNIC Tokio


6 noviembre 2022Clima y Medio AmbienteLa Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Sharm el-Sheik, Egipto, debería llevar al mundo hacia la implementación de planes previamente acordados para enfrentar el mayor desafío de la humanidad, dijo Simon Stiell, el nuevo Secretario Ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el domingo en la apertura de la COP27. Hoy comienza una nueva era, y comenzamos a hacer las cosas de manera diferente. París nos dio el acuerdo. Katowice y Glasgow nos dieron el plan. Sharm el-Sheik nos lleva a la implementación. Nadie puede ser un mero pasajero en este viaje. Esta es la señal de que los tiempos han cambiado”, dijo Stiell a los delegados reunidos en la sala plenaria principal del Centro Internacional de Convenciones Tonino Lamborghini. El jefe de clima de la ONU dijo que los líderes deberán rendir cuentas por las promesas que hicieron el año pasado en Glasgow, “porque nuestras políticas, negocios, infraestructura y acciones, sean personales o públicas, deben estar alineadas con el Acuerdo de París y con la Convención [de la ONU sobre el Clima]”, subrayó. La convención de la CMNUCC entró en vigor el 21 de marzo de 1994 para evitar la interferencia humana "peligrosa" en el sistema climático. Hoy, ratificado por 198 países, tiene una membresía casi universal. El Acuerdo de París, acordado en 2016, funciona como una extensión de esa convención.

Fuera de la sala plenaria del centro de conferencias COP27, Sharm El-Sheikh

Kiara Worth/ CMNUCC

Cumplir lo prometido Al reconocer la compleja situación geopolítica actual, Stiell dijo que la COP27 es una oportunidad para crear un espacio político seguro, protegido de lo que esté sucediendo “allá afuera”, para trabajar y lograr un cambio mundial. “Tenemos el deber de acelerar nuestros esfuerzos internacionales para convertir las palabras en hechos”, enfatizó. El Secretario Ejecutivo de la CMNUCC subrayó tres líneas de acción críticas para la Conferencia:

  1. Demostrar un cambio de transformación hacia la implementación al convertir las negociaciones en acciones concretas.

  2. Consolidar el progreso en los flujos de trabajo críticos: mitigación, adaptación, financiamiento y, lo que es más importante, pérdidas y daños .

  3. Mejorar la entrega de los principios de transparencia y rendición de cuentas a lo largo del proceso.

“Agradezco los planes detallados sobre cómo cumpliremos lo que hemos prometido”, dijo a los delegados.

Las emisiones de la extracción de petróleo crudo son una parte importante de las emisiones totales de los combustibles fósiles / © Unsplash/Zbynek Burival


No se permite retroceder Stiell, llamándose a sí mismo "jefe de rendición de cuentas", afirmó que 29 países han presentado planes climáticos nacionales más estrictos desde la COP26, cinco más desde la publicación del informe de síntesis de NDC de la CMNUCC de la semana pasada, pero aún no es una mayoría, “así que aquí estoy ahora, observando a 170 países que deben revisar y fortalecer sus compromisos nacionales este año”. Recordó a los delegados que el año pasado se acordó el Pacto Climático de Glasgow en la COP26, y esperaba que no rescindieran su palabra. “Cumplan con sus compromisos. Construyan sobre ellos aquí en Egipto. No seré custodio de reincidencias”, dijo.

La gente protesta en Nuremberg, Alemania, como parte de la Huelga Mundial por el Clima.

© Unsplash/Markus Spiske


Un proceso inclusivo En palabras que provocaron una ovación en la sala plenaria, la jefa de clima de la ONU subrayó que las mujeres y las niñas deben estar en el centro de la toma de decisiones y acciones climáticas. “Su empoderamiento conduce a una mejor gobernanza y mejores resultados”. También destacó la importancia de las organizaciones de la sociedad civil y la juventud en el proceso de la COP27.

El representante del Reino Unido, presidente de la COP26, Alok Sharma, se dirige

al plenario de apertura de la última conferencia sobre el cambio climático

de la ONU, la COP27, en Sharm el-Sheikh, Egipto. / CMNUCC/Kiara Worth


Nueva presidencia Alok Sharma, presidente de la COP26 en representación del Reino Unido, pasó oficialmente la estafeta al nuevo presidente egipcio, Sameh Shoukry, durante la sesión plenaria de apertura. Sharma revisó los logros alcanzados en Glasgow el año pasado, como la finalización del llamado Libro de reglas de París, las pautas sobre cómo se entrega ese Acuerdo, y la realización de compromisos financieros más sólidos. “El secretario general de la ONU ha dicho que 'nuestro futuro compartido a largo plazo no reside en los combustibles fósiles', y estoy totalmente de acuerdo con él”. Según el presidente de la COP26, si se implementaran todos los compromisos asumidos el año pasado, incluidas las promesas de cero emisiones netas, el mundo estaría en camino a un calentamiento de 1,7 grados centígrados para fines de siglo. “Todavía no 1.5C, pero es progreso”, dijo al reconocer el desafío que enfrenta el mundo. Haciéndose eco de Stiell, instó a los líderes a actuar, a pesar de los desafíos geopolíticos actuales. “A pesar de lo desafiante de nuestro momento actual, la inacción es miope y sólo puede posponer la catástrofe climática. Debemos encontrar la capacidad de concentrarnos en más de una cosa a la vez”, instó.

Egipto insta a la implementación / CMNUCC/Kiara Worth


El presidente de la COP27, Sameh Shoukry, pidió a los delegados aumentar la ambición y comenzar a implementar las promesas hechas. “Pasar de negociaciones y compromisos a una era de implementación es una prioridad”; posteriormente, elogió a los países que ya han compartido planes climáticos nacionales actualizados. Shoukry agregó que los 100 mil millones de dólares prometidos para la adaptación de los países desarrollados a los países en desarrollo deben entregarse, y el financiamiento también debe estar en el centro de la discusión. “Es de esperar que las negociaciones sean fructíferas. Exhorto a todos a escuchar con atención y comprometerse con la implementación y convertir los compromisos políticos en acuerdos, entendimientos, textos y resoluciones que todos podamos implementar”, subrayó. También advirtió que “los juegos de suma cero no tendrán ganadores” y que las implicaciones de las negociaciones afectarán la vida y el sustento de millones de personas en todo el mundo que sufren el impacto del cambio climático. “No podemos permitirnos ninguna negligencia o deficiencia; no podemos amenazar el futuro de las próximas generaciones”, enfatizó.

Pérdidas y daños / © UNICEF/Ricardo Franco


Durante la apertura de procedimientos se acordaron los puntos de la agenda que se discutirán durante las próximas dos semanas en la COP27. 'Pérdidas y daños', un tema que aún era incierto antes de la conferencia, finalmente se incluyó en la agenda luego de extensas discusiones entre los negociadores del Grupo de los 77 y China (que incluye esencialmente a todas las naciones en desarrollo) y entre los 194 países de la Convención del Clima de la ONU. El cambio climático, a través de fenómenos meteorológicos extremos como los ciclones tropicales, la desertificación y el aumento del nivel del mar, causa daños costosos a los países. Debido a que la intensificación de estos “desastres naturales” es causada por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente de los países ricos industrializados, los países en desarrollo, a menudo los más afectados, han argumentado durante mucho tiempo que deberían recibir una compensación. El tema de estos pagos, conocidos como “pérdidas y daños”, ahora es un tema importante de discusión en la COP27.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page