top of page

Exigen a la ONU evitar la captura corporativa por contaminadores, de la COP28


+ Los electores de la CMNUCC

y 425 grupos piden a la ONU

y a los líderes de la CMNUCC

detener la captura corporativa

de la COP28 y más allá A través de una carta abierta, 425 grupos de la sociedad civil y representantes de grupos de observadores de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas Sobre Cambio Climático (CMNUCC) condenaron de forma generalizada la noticia de principios de enero, de que Sultan Al Jaber, un ejecutivo petrolero de Abu Dhabi National Oil Company (ADNOC), supervisará las conversaciones climáticas de la ONU (COP28) que se llevarán a cabo en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en noviembre. Estos signatarios, que representan a millones de personas de todo el mundo, piden no sólo un presidente de la COP28 libre e independiente de la influencia de los combustibles fósiles, sino también el fin de la influencia indebida que permitió su nombramiento.

En la carta a las Partes de la CMNUCC, Simon Stiell, secretario ejecutivo del organismo, y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, quien no ha escatimado palabras sobre el engaño de la industria de los combustibles fósiles y sus catastróficos planes de expansión, los constituyentes y grupos detallan el afán desmesurado en alimentar la crisis climática, así como la negligencia de los gobiernos del mundo al permitir que los contaminadores dirijan la agenda de las conversaciones globales. “Los contaminadores tienen un papel que desempeñar: dejar de contaminar. No se les puede colocar en un pedestal de liderazgo y ciertamente no en posición de socavar y debilitar la política. Eso es básicamente una tontería. La CMNUCC no solo es reacia a aceptar una política directa de conflicto de intereses, sino que año tras año está socavando su ya débil confianza internacional”, dijo Gadir Lavadenz, de la campaña global para Exigir Justicia Climática, miembro de la organización global Kick Big Polluters Out (KBPO).

La Red de Acción Climática (CAN, por sus siglas en inglés), que agrupa a más de 450 organizaciones, pide a la CMNUCC que adopte un marco de rendición de cuentas que evite que los mayores contaminadores del mundo dirijan la formulación de políticas climáticas globales. Ante la ausencia de controles sobre la interferencia de la industria, legiones de cabilderos convergen cada año en conversaciones climáticas anuales e incluso asisten como miembros de delegaciones de países, como fue el caso de la delegación de mil personas de los Emiratos Árabes Unidos, que contó con más cabilderos de combustibles fósiles que cualquier otra delegación. Es más, a corporaciones como Coca-Cola, el mayor contaminador de plásticos del mundo, se les permitió patrocinar, literalmente las conversaciones sobre el clima del año pasado, ya que 18 de los 20 patrocinadores de la COP27 se asocian directamente con la industria de los combustibles fósiles o están vinculados a ella.

Y en la COP27 se contrató a una empresa de relaciones públicas con largos vínculos con la industria de los combustibles fósiles y otras industrias parias para gestionar las comunicaciones. “La lista de injerencia política y cooptación de la CMNUCC sigue y sigue. Se burlan del espacio y del trabajo crítico que debe realizar. El nombramiento de un ejecutivo petrolero es el punto de inflexión y ahora debe ser el impulso definitivo para recuperar la CMNUCC de un largo descenso a los bolsillos de los grandes contaminadores”, dijo Coraina de la Plaza, de Global Forest Coalition, otra organización miembro de KBPO. Lo que hace que el nombramiento de Al Jaber sea particularmente insidioso es que dirige una corporación que se encuentra entre las 15 principales corporaciones más responsables de las emisiones de carbono. Los planes de expansión de ADNOC sólo son superados por Qatar Energy a nivel mundial. Y estos planes son totalmente incompatibles con los escenarios de la Agencia Internacional de Energía, entre otros, para evitar daños aún más catastróficos por el cambio climático. ADNOC incluso se compromete a producir más de 5 millones de barriles de petróleo al día. Afirmando aún más el llamado de la red KBPO para salvaguardas duraderas contra los intereses contaminantes, los líderes mundiales como el enviado especial del gobierno de los Estados Unidos, John Kerry, y el miembro de la Unión Europea, Frans Timmermans, han elogiado el nombramiento de Al Jaber, y Kerry lo calificó como una "excelente elección".

Kerry ha argumentado que el hecho de que también haya hecho negocios con energías renovables lo convierte de alguna manera en una elección "equilibrada", no en un títere de los contaminadores. Climate Action Network, firmante de la carta, había expresado su condena por este conflicto de intereses apenas estalló la noticia sobre el nombramiento de Al Jaber con una reacción de su director ejecutivo, Tasneem Essop . Al hablar más ampliamente hoy sobre la necesidad de un marco de rendición de cuentas y una política de conflicto de intereses por parte de la ONU, Essop afirmó: "Durante años, los grupos de la sociedad civil han pedido a la CMNUCC que implemente una política de conflicto de intereses y un marco de rendición de cuentas para evitar que los grandes contaminadores y los intereses creados de los combustibles fósiles se apropien de las conversaciones sobre el clima. No sorprende que las decisiones de tomar medidas contra los principales culpables del cambio climático nunca estuvo en la agenda de las COP hasta hace poco. Y ahora estamos en este punto escandaloso donde la industria de los combustibles fósiles tiene a uno de sus capitanes al mando. No hay lugar para los contaminadores en una conferencia climática de la ONU, y menos en presidir uno. Hemos pedido al presidente de la COP28, Al Jaber, que renuncie como director ejecutivo de ADNOC y también pedimos encarecidamente a la CMNUCC que establezca una política sólida de conflicto de intereses ahora". El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (CMCT de la OMS) tuvo la previsión de abordar la interferencia de la industria desde el principio con un efecto contundente. Otros organismos de la ONU, como los organismos de negociación de tratados sobre plásticos y la pandemia emergente, también se enfrentan a llamados similares para regular el compromiso de los intereses comerciales creados. Y un tratado vinculante sobre empresas y derechos humanos se acerca a una década de negociación para brindar un mínimo de rendición de cuentas a nivel mundial para corporaciones como las que participan más activamente en la CMNUCC y otros foros de la ONU. Los signatarios de la carta, al igual que sus pares en estos espacios alineados, ven los mecanismos de responsabilidad corporativa como fundamentales para el éxito de la CMNUCC, sin mencionar la acción climática en general. Como punto de partida, las organizaciones exigen un presidente de la COP28 libre de la influencia de los combustibles fósiles y que se declaren de manera proactiva los intereses de todos los participantes de la COP28.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page