top of page

Cuernavaca, sin agua


Agua para todos


Por Juan Carlos Valencia Vargas


Esta semana se vivieron varios días de bloqueos en la ciudad de Cuernavaca, por lo cual fueron un caos los principales accesos a la ciudad e incluso la circulación por la autopista México-Acapulco, una de las más transitadas del país. ¿La razón? Pobladores en protesta por la falta de agua que han padecido durante semanas.

Los directivos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) han explicado que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó el suministro eléctrico de varios pozos por los adeudos que se tienen con esa institución. Suma 287 millones de pesos el adeudo histórico acumulado.

Sin embargo, la CFE explicó que no está cortando el suministro eléctrico de los pozos de agua por los adeudos anteriores, sino por la deuda de la administración actual. Del consumo eléctrico de diciembre debían nueve millones de pesos, pagaron tres y se comprometieron a pagar los otros seis el viernes de esa misma semana. Con eso, la CFE reconectó los pozos; sin embargo, el SAPAC no cumplió, sólo pagó dos millones y la CFE volvió a cortar el servicio.

De manera que aún deben cuatro millones de pesos del mes de diciembre, a lo cual hay que sumar siete millones del consumo de enero y seis millones de febrero; son poco más de 17 millones de pesos lo que la actual administración del SAPAC debe a la CFE a la fecha, y aún falta que se facturen los consumos complementarios de febrero.

El SAPAC está metido en un callejón sin salida. Sólo genera ingresos por 28 millones de pesos mensuales y debe pagar más de la mitad (58%) en sueldos, salarios y pensiones; el 32% de su ingreso anual se dedica al pago de energía eléctrica, y lo restante apenas alcanza para comprar insumos para la desinfección, reparar lo que se descompone y pagar el gasto corriente de la operación.

Muchos culpables hay de esta situación. Son ya muchos años de pésimas administraciones municipales que han incrementado los adeudos del SAPAC con la CFE, especialmente la del hoy gobernador de Morelos. Pero más que buscar culpables, quisiera referirme a las propuestas de solución más básicas.

Cuando los ingresos no son suficientes para cubrir sus gastos, un organismo debe trabajar en dos vertientes: la primera, reducir sus gastos; la segunda, incrementar sus ingresos. Muy sencillo ¿no? Pero, ahora ¿cómo hacer esto que parece tan simple y lógico? Eso requiere de conocimiento técnico y de experiencia en administración pública, por eso es tan importante designar a personal con capacidad y experiencia al frente de los organismos operadores; tanta ineptitud los ha llevado a niveles ya insostenibles.

Vamos por partes, si el 90 por ciento del gasto se va en sueldos, salarios, pensiones y energía eléctrica, no hay que ser un genio para saber que es ahí donde hay que reducir. Para ello se requiere hacer dos cosas, una reingeniería administrativa y un agresivo programa de eficiencia energética.

Lo primero exige revisar la nómina vigente, eliminar “aviadores”, reducir el número de personas al mínimo indispensable y ajustar los salarios (no quiero decir bajarlos, al contrario, pagar bien) al nivel real de trabajo y responsabilidad.

Respecto a lo segundo, hay que cambiar a bombas de alta eficiencia, instalar bancos de capacitores, interconectar fuentes, ajustar los horarios de operación de los pozos, construir almacenamientos estratégicamente, complementar con energía solar, entre otras cosas; no hay un plan y no hay dinero, estoy casi seguro, pero hay programas y opciones para hacerlo.

Y para incrementar sus ingresos hay varias acciones que emprender: identificar tomas irregulares, reclasificar tomas para que paguen por el uso que hacen, instalar medidores a los grandes consumidores, rediseñar las tarifas para que reflejen el costo marginal del servicio, requerir el pago a los usuarios morosos, suspender el servicio a quienes no paguen, bancarizar los pagos para reducir el manejo de efectivo y reducir la corrupción y, como última opción, subir las tarifas.

Sé que cada una de estas propuestas requiere de una explicación más profunda para la mayoría de mis lectores, pero los funcionarios que se dedican a esto deberían poder entender. Ojalá algún día podamos decir con orgullo que así es.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page